domingo, 4 de diciembre de 2016

RESONSABLES

Aquí, sentada su lado, y sin embargo a miles de kilómetros de distancia.

Seamos responsables se dijeron en una promesa muda. Ese pensamiento le inunda la cabeza. Ella no se definiría como una vil estratega, esa no es ella. Tampoco se definiría como una persona fría y sin sentimientos. Desgraciadamente, como suele pensar en ocasiones, ella no es fría. Se podría decir que ni siquiera es lógica. Se guía por el corazón y eso a veces juega malas pasadas. Eso a veces se lleva por delante más de un corazón.

Su cabeza hecha humo pensando en esas caricias verbales, pensando en todo aquello dicho con doble sentido. Un doble sentido que hace poco quedó cristalino. Una ambigüedad en la que la duda ya no tiene cabida.

Te vienes y abrimos una botella de vino y te leo poemas
Me da miedo que somos muy parecidos
Me gustó que me dijeras eso
... eso me gusta de ti (que no estés todo el rato haciendo fotos y actualizando las redes)...
Y yo me lo pasé muy bien anoche, porque tu hablaste más y yo escuché más
-Viste el carro pequeño. - Ya pero estaba muy nublado, no se veía el carro grande... - Se veían las estrellas que se tenían que ver...


Y un sentimiento entremezclado de culpabilidad y placer me recorren por todo el cuerpo.
Ahora que sé que tus poemas están inspirados en mi los veo con otros ojos. Ahora que se por ti que nuestra complicidad es mutua, no puedo parar de pensar en ello.

Menos mal que nos prometimos ser responsables

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.