jueves, 12 de diciembre de 2013

POR LOS VIEJOS TIEMPOS

En cualquier momento la vida de todo el mundo puede sufrir cambios. Pueden ser cambios drásticos o pueden ser cambios rutinarios. Pueden ser cambios que signifiquen el mudarte a otro país o simplemente cambiar los cordones de las zapatillas.

¿Y si unos cambios son tan fáciles de tomar, porqué otros nos cuestan tanto? Es cierto que no siempre se puede vivir anclado en el pasado pero quizás sea demasiado nostálgica. Siempre quedará el "por los viejos tiempos". Pero llega un punto en el que los viejos tiempos hacen más mal que bien, llega un punto en el que ya no valen más excusas. ¿Cuántas veces se van a perdonar las malas acciones en pos de "por los viejos tiempos"? ¿Cuántas veces se va a volver a perdonar y se va a volver la cara para no ver las cosas "por los viejos tiempo"? ¿Cuántas veces volverá la ilusión de que todo sea como antes? ¿Cuántas veces nos creeremos, o nos querremos creer que solo ha sido una mala racha, una mala influencia puntual o un olvido por parte de la otra persona?

Quizás yo le de demasiada importancia al pasado. Quizás el pasado solo sea eso, pasado, y no debe evocar nada en el presente. Pero yo no soy así y no lo puedo evitar. No puedo dejar de añorar lo que una vez fue y no puedo imaginar como hemos llegado a esta situación. No puedo dejar de pensar cual es el origen de tal cambio. ¿He sido tan mala contigo como para que hagas borrón y cuenta nueva? ¿He sido tan mala contigo como para que incluso piense que me odias? Sinceramente, yo se que no soy una santa, pero en serio me gustaría que me explicaras lo que ha pasado, porque no me lo explico.

No se que más puedo hacer, no se cuántas excusas más podré darme para no aceptar los cambios y para perdonar todas tus acciones. Aunque nosotros no lo sepamos, todas las acciones que llevamos a cabo tienen consecuencias. Quizás sea que a ti ya no te importan las consecuencias que tengan sobre mí. Quizás sea que en tu diccionario mi nombre ya no sale en la palabra amiga. Quizas... quizás sea solo una mala racha y tenga que aguantar el tiro... ¿por los viejos tiempos?. Pero la pregunta clave es: ¿Hasta cuándo?


Y es que los cambios nos asustan a todos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.