domingo, 15 de diciembre de 2013

ESTADO: SIGUIENDO SUS EXPECTATIVAS

- ... No se si lo hago porque es lo que se espera de mí o porque realmente es lo que yo quiero hacer.

El momento de silencio del teléfono de después de esa frase basta para que su mente esté ya muy lejos de la conversación.

¿Alguna vez habré hecho algo no simplemente porque sea lo que se espera de mi sino porque realmente quiera? - Piensa ella. En la vida tienes que cumplir unas expectativas. Se espera de ti que te busques un futuro, se espera de ti que aprendas idiomas, se espera de ti que saques buenas notas y se espera de ti que busques trabajo, hoy en día el que sea ya que la situación está muy mal. No para de oir a su alrededor que la situación está muy mal, que hay que salir al extranjero, que no se puede rechazar ninguna oportunidad... Pero le da miedo pensar que sea un robot que simplemente esté haciendo lo que le dicen. - ¿Por qué nadie me pregunta lo que pienso yo? ¿Por qué no nos podemos salir de esos cánones de lo que se espera de nosotros?

Aterrorizada pone su mente a trabajar para pensar en cosas que ha hecho por su propia voluntad, cosas importantes como... El pánico se refleja en sus ojos. ¿Cosas importantes como...qué? No se le ocurre ningún ejemplo. - ¿Será verdad que todo lo que he hecho en mi vida era lo que tenía que hacer? ¿Cuándo se anteponen mis decisiones a las decisiones que los demás toman por mi? Quizás haya tomado la decisión de seguir la corriente, pero en ese caso ni me acuerdo cuando fue eso. No he firmado ningún papel donde pusiera que no pudiera pensar por mi misma. No he estampado mi sello en ningúna ley que me impidiera disfrutar de la vida. 

Es hora de empezar a pensar lo que quiero de verdad, aunque quizás no lo sepa. Es hora de descubrirme a mi misma y saber lo que quiero hacer en la vida. Todos tenemos una vida para algo y yo no quiero ser otra persona de las que pasa sin más. Hay que fijarse unos objetivos y conseguirlos, pero me da miedo que mis objetivos se centren en el trabajo. Me da miedo que mis objetivos sean ascender, ganar más y llegar a ser directora ejecutiva de una multinacional, por ejemplo. No me fío de que eso haya salido de mi o me lo hayan metido en la cabeza a empujones. No me fío de que sepa exactamente lo que quiero hacer con mi vida.

No se si lo que hago es lo que se espera de mi o lo que yo quiero hacer en realidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.