sábado, 10 de diciembre de 2011

ESTADO: COMIÉNDOSE EL MUNDO

De nuevo en su casa. Tras tanto tiempo lejos...

De nuevo se siente bien, con fuerzas de seguir adelante con todo. Sabe que puede, que ella es fuerte y que nada se lo impide, nada tiene la suficiente fuerza como para hundirla. Quiere seguir adelante, y cuantos más retos le ponen, más ganas tiene de demostrarle al mundo que se equivoca, que ella puede con eso y mucho más.

Ya no va a ir a su cuarto a derrumbarse y llorar desconsoladamente mientras la almohada es su silenciosa amiga. Ahora siente que no lo necesita, ahora siente que puede hacer lo que quiera...

Ahora siente que es la mujer que se va a comer el mundo.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

ESTADO: CAMBIANDO

Se descubrió a sí misma haciendo lo que siempre dijo que jamás haría: "abandonar" a sus amigos por su novio.

No es que les abandonara, pero se vió a sí misma como en ocasiones les ponía excusas para quedar con él. ¿Como he cambiado tanto? Pensó. Y yo era la que siempre ponía a mi hermana de ejemplo de lo que yo nunca haría. Bueno, nunca digas de este agua no beberé.

Lentamente, sin darse cuenta. Como un caracol cuando sale de su caparazón. A penas puedes notar como se mueve, pero cuando lo has mirado, cuando verdaderamente te paras a pensarlo, ya está fuera del todo. Como si siempre hubiera sido así. Como un gusano cuando se convierte en mariposa. En un momento dado lo miras y es un arrugado gusano. Y al volver a abrir la caja de nuevo a los pocos días, ya no queda rastro de él. Una crisálida es lo único que te recuerda que algún día fue diferente.



Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.