lunes, 22 de noviembre de 2010

JUST IN TIME

 

Puede que no haya encauzado mi vida por el mejor camino. Incluso puede que no la haya llevado por el camino que más me gustaba o conviniera, pero aprovecharé lo que he hecho lo mejor que pueda. Haré con lo que tengo lo mejor que sepa. La vida no es siempre un camino de rosas, pero a veces nos ofuscamos tanto en seguir un camino que nos da miedo experimentar, nos da pánico salirnos de la guía que hicimos cuando éramos pequeños. Esa guía que nos ha cegado, que no nos ha dejado descubrir otros caminos que nos gusten más.

Quién me iba a decir a mi hace 10 años que acabaría estudiando administración y dirección de empresas. Quién me dirá dentro de 5 años que hoy, 22 de Noviembre del 2010, iba a pensar donde he acabado, o quizás, donde estoy empezando.

La vida nos trae muchas vueltas. Es bonito pensar en el futuro que tendrás con esa pareja que a día de hoy es el amor de tu vida, pero que quizás, en 3 años, o puede que 3 semanas, descubras que había mucho de tu vida que aún no habías descubierto.

Nadie sabe que pasará mañana, y por eso es tan valioso el presente. Porque el ser humano no valora más que lo efímero. Por eso se nos presenta así la vida, como algo que, no sabemos cuándo, ni dónde, ni siquiera cómo acabará.

Por eso vivir el presente es tan importante. Porque no volverá nunca. Porque el presente, acaba de pasar.

2 comentarios:

  1. lo único que nos pertenece es el instante que pasó, como el zancudito que sigue dando vueltas y no se deja aplastar con el diario.

    ResponderEliminar
  2. Se tiene que vivir el presente aprendiendo del pasado pero sin quedarse en él. A veces sobretodo cuando la vida te da muchos golpes no queremos avanzar o nos quedamos en un callejón sin salida pero el solo hecho de seguir luchando ya nos abre un camino a alguna parte. Quizás un nuevo futuro.

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.