viernes, 24 de septiembre de 2010

FRÍA MAÑANA

Sale a la calle y respira el aire fresco de la mañana. La niebla le sonríe ocultando el tembloroso sol que no se atreve a calentar la piel.

Una calida mano le sorprende atrapando la suya. No hace falta que se gire, el viento le revela la mas significativa pista. Ese olor se le mete irremediablemente por la nariz y respira profundamente. Como si de la bocanada que le da vida a alguien despues de que estuviera en coma se tratase.

Los brazos le rodean los fríos ombros. Como si de un ritual se tratase, recibe un beso en la mejilla que va bajando lentamente hasta llegar a sus prominentes claviculas. Como se de lo más frágil del mundo se tratase, las manos bajan por su cuerpo hasta aggarar las temblorosas manos de ella.

- ¿Aún sigues temblando cada vez que te acaricio?
* No lo puedo evitar.
- Pues no lo evites porque me encanta.

5 comentarios:

  1. Me quedé con el final:"Pues no lo evites porque me encanta" me prendí a esta frase,cariños.

    ResponderEliminar
  2. Que linda historia! :) Yo también temblaría...
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Un temblor agradable... :)
    Muy tierna...
    Chispas de Felicidad!

    D!SFRUTA!!

    ResponderEliminar
  4. qué hay más tierno que temblar de amor?

    (abrazo de oso)

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.