martes, 20 de julio de 2010

LETTRES DE TOURS: IDÉES VACANCES

Y la calidez de su mano no conoce el tiempo. Se para como si de un congelador se tratase, un congelador que brinda la calidad de un nuevo amanecer sobre tu rostro.

No conoce problemas, no conoce límites, solo conoce la voluntad. Toca al fondo de la fibra sensible. Entonces es cuando solo existes tu, entonces es cuando solo existe lo que tu quieras. Tu y el, nada mas.

Entre sus brazos estás protegida, no necesitas nada mas. Solo la sinceridad de su amor. Esa sinceridad que no necesita de palabras. Esa sinceridad que se palpa en el ambiente. Entonces solo necesitas ese roce para no sentirte sola, solo necesitas ese roce para sentir que te apoyará, sea la que sea la decisión.

Entonces solos, tu y el. Y ese minimo aliento calido, ese silencio cargado de comunicación es el que te ayuda a pronunciar sin abrir los labios la palabra definitiva. Ya no hay nada mas. Solo una reconfortante calidez. Una calidez que, finalmente, has decidido acariciar.

4 comentarios:

  1. como la de una chimenea en invierno :)

    ResponderEliminar
  2. Woow, de verdad sabía que al reencontrarme con tus palabras, éstas me matarían de golpe <3
    Se respira tanto calor y libertad en ellas, que me es imposible no envolverme yo también en tan hermoso ambiente.
    "...ese silencio cargado de comunicación es el que te ayuda a pronunciar sin abrir los labios la palabra definitiva"
    creo que esa frase completa esa sinceridad que no necesita ser dicha para hacerse evidente n.n
    Un abrazo y un beso enoormes
    (pd: Yo de aquí ya no me vuelvo a desaparecer n.n)

    ResponderEliminar
  3. Qué bello. Hay que atreverse a vivir las cosas, sobre todo si se trata de algo así de bonito para una :D

    Muá.

    ResponderEliminar
  4. Pero esta dificil encontrar sinceridad

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.