domingo, 4 de julio de 2010

LETTRES DE TOURS: BIENVENUE FRANCE

No se si fue la calidez de su mano o la proximidad del final o el saber que irremediablemente lo que dijera, tanto para bien como para mal, iba a hacer que cambiara la situación, lo que me hizo reaccionar. No me quería ir, pero sabía que el tiempo era limitado....


Una espesa niebla cubre la hierba como protegiéndola de un mal que sabía con certeza iba a llegar. Y de repente, a través de la blanca nada se vislumbran grandes sombras. Hojas valientes se atreven a abrirse camino a través de ella. Qué envidia me dan en ese momento...

Aparece una juguetona esfera naranja que tímida juega al escondite. Y en un parpadeo de ojos ya es un imponente sol amarillento rodeado de los colores del arcoiris.

Ya se porque Tours es la región de los castillos del Loire... si yo tuviera uno también querría que fuera aquí

6 comentarios:

  1. Aisssss tiene que ser precioso!! Cómo me gustaría conocer Francia!!! Biquiñossss y feliz semana:)))

    ResponderEliminar
  2. ¡Disfruta de todo, mi querida Winding! C'est la France!

    Mil besos y mil rosas.

    ResponderEliminar
  3. ¡Tiene que ser precioso!
    Espero tener alguna vez la posibilidad de ir a Francia...Pero por el momento te deseo una estancia perfecta ^^

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.