martes, 1 de junio de 2010

RESPUESTAS

Respuestas, respuestas y respuestas. Siempre estamos buscando respuestas a todo. Necesitamos saber el porqué de las cosas, necesitamos justificarnos, justificar la actuación de los demás. Tener algo a lo que poder echar la culpa. Necesitamos pensar que lo hacemos por un buen motivo.

Todo tiene detrás una respuesta. Necesitamos ser lógicos. El ser humano necesita darle racionalidad a todo lo que hace.

¿Y qué pasa cuando no hay respuestas? ¿Cuando la pregunta es tan complicada que es casi imposible encontrarle solución? Entonces nos encontramos perdidos, nos enocntramos en la constante búsqeuda de una respuesta y no descansaremos hasta encontrarla, no nos daremos por vencimos. Entonces solo caos.

6 comentarios:

  1. Yo creo que no todas las cosas en la vida tienen respuesta...
    Ni todas las preguntas deberían ser formuladas...
    Cuando tardamos mucho en encontrar una respuesta terminamos por forzar las cosas a una respuesta esperada que muchas veces es irreal y termina por desaparecer con el tiempo...
    Buscar una respuesta en otra persona es lo más ilógico que podemos hacer...

    ResponderEliminar
  2. Quizás no existan respuestas para todos los interrogantes que los seres humanos nos hacemos.

    ResponderEliminar
  3. Cuando no hay respuesta seguidos buscando, fingiendo no saber que no tiene respuesta.
    un besito!

    ResponderEliminar
  4. A veces es mejor olvidarse de buscar la respuesta y vivir el momenot :)

    ResponderEliminar
  5. ¿Sabes qué hago yo?
    Responder con preguntas.
    Besito ♥

    ResponderEliminar
  6. Por lo tanto vivir sin hacer daño a nadie y los demás que hagan lo que quieran... Sin pensar, día a día. No es tan fácil no? Un beso...

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.