domingo, 20 de junio de 2010

LA VERDAD

La verdad es la verdad y no tiene mas vuelta de hoja. La verdad es la verdad se adorne con las palabras que se adorne, le guste a quien le guste, le duela a quien le duela.

Se puede intentar modificar, se puede decir parcialmente o se puede ocultar por completo, pero la verdad es la verdad y no hay modificaciones que valgan. Si saben donde buscar, la gente que tienes al rededor la verá. Si eres un buen actor quizás consigas que se crean la mentira... pero solo será temporalmente.

Incluso puede que tu mismo no la quieras ver. Pero está ahí, y lo sabes. Y terminarás viéndolo, y terminarás aceptándolo. Las cosas no se pueden cambiar. Son como son. Hay muchas formas de evadirlas pero finalmente todo sale a la luz. Igual que la noche siempre termina dando paso al día, igual que la tormenta siempre termina para que salga un sol mas reluciente que nunca. Así como las estaciones se suceden una a una. Puede que los primeros días y los últimos se confundan, pero luego no hay duda de cual es. Así la verdad se distingue. Así la verdad termina descubriéndola todo el mundo...

Incluso el más ciego nota el sol acariciando su piel. Aunque no lo pueda ver, sabe que está ahí. Como el viento, la verdad se descubre... transparente. Sin carteles que diga que ahí está, pero inconfundible.

6 comentarios:

  1. Tal cual...
    Y es algo a lo que jamás, podremos escapar.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Por mucho que queramos, la verdad siempre sale a la luz, y al final acabamos aceptándola.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es así y todos tarde o temprano la encontramos

    ResponderEliminar
  4. Mi querida Winding: Es así, tal como lo dices. La verdad puede disfrazarse de mil maneras pero siempre acaba saliendo y reluciendo con todo su esplendor.

    Mil besos y mil rosas.

    ResponderEliminar
  5. precioso blog!! además, dices la verdad!! ^^

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.