sábado, 22 de mayo de 2010

EN EL SOFÁ

Hoy es de esos días que remolonearía hasta más no poder. Que me quedaría tumbada en el sofá debajo de una mantita bien calentita acurrucadita al lado de alguien que se conformara con estar conmigo, sin decir nada, cogidos de la mano. O puede que ese alguien no parara de hablarme de pequeños detalles que a casi todo el mundo le pasarían desapercibidos pero que mi mente identifica claramente como felicidad mientras me abraza, como si soltarme fuera lo último que pudiera hacer, como si fuera lo más doloroso.

Quizás me apartaría el flequillo de la cara y yo me recostaría contra su pecho. Y en silencio respiraríamos al compás o me susurraría palabras al oído, palabras que solo están dichas para mis oídos... Y pasarían horas y horas mientras la habitación se va llenando de ese amor que da envídia cuando lo ves. De ese amor que, cuando te vuelves su cómplice al mirarlo de lejos, te hace volver a la memoria dolorosos recuerdos, te hace sentir envídia. De ese amor que no repara en que estás cayendo en lo que menos te gusta: en la dependencia, y que no conforme solo con ello, lo predispone todo para que así sea en el menor tiempo posible.

Puede que yo me quedara dormida y él se sintiera el más feliz del mundo con estar a mi lado incluso aunque no lo estuviera realmente. Se conformaría con rozar mi piel, con velar mis sueños. Se conformaría con cuidarme. Y por eso simplemente, el día habría merecido la pena.

Y mientras tanto yo me conformo con soñar en el sofá.

13 comentarios:

  1. Has descripto una situacion ideal, de esas simples y bellas que la vida nos puede regalar.
    Ya llegara quien haga realidad tus sueños y se acurruque junto a vos bajo la mantita...


    pd: suprimi el comentario anterior porque me fallaba el teclado.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. En ocasiones los sueños son hermosos, pero igualmente dolorosos, por eso me lema es: "You can dream your life or live your dreams"

    ResponderEliminar
  3. Oh que lindo! Me encantaría vivir un momento de esos :)

    ResponderEliminar
  4. Asi cogidos de la mano, los dos juntos, cruzarnos los ojos y fundidos en un abrazo,
    me apunto, no hay nada mas gratificante que lo que has escrito, un placer leerte.
    que disfrutes el fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Perfecto, es precioso mientras dura, y si dura para siempre mejor.
    Yo también me acurruco al sofá todavía.

    ResponderEliminar
  6. Cariño parece que estamos en la misma frecuencia ,yo estoy en finde de relax,pasate y llevate la musica que te hará falta en la ocación,besos dulces.

    ResponderEliminar
  7. Duele despetar..
    duele enfrentar la realidad..
    Saludos!!

    ::teamcry::

    ResponderEliminar
  8. Llegará el tío que vuelva el sofá en tu lugar favorito del mundo, seguro.

    :)

    ResponderEliminar
  9. No entiendo como no lo disfrutas, tal como hablas, estas en lucha contigo pero sigues ahí...¿¿???

    Buen domingo un besino

    ResponderEliminar
  10. Amo lo simple....amo la vida que me hace sentir bien!

    ResponderEliminar
  11. Que bello momento el que has relatado! Quien no quisiera vivir un momento así?? O en todo caso, una buena peli, el sillon, los chocolates, las papas fritas y la coca cola... Que te parece??
    Todos necesitamos un relax!! Espero encuentres el momento para hacerlo, para desconectarte del mundo y olvidarte de todos, para auque sea por 180 minutos pensar solo en vos... No estaría bueno??
    Suerte!!!

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.