martes, 11 de mayo de 2010

EL MAGESTUOSO OCÉANO

Parece como si estubiera embelesada por el sonido del silencio. Cierra los ojos para no perderse ni un segundo.

Al cabo del rato siente algo en los pies. Un cosquilleo la recorre de abajo a arriba y sin darse cuenta sus dedos se mueven inconscientemente a través del agua fresquita. Es agradable sentir el frescor, sobre todo en calurosos días de verano. Es reconfortante.

El riachuelo ha agrandado su caudal. No es un majestuoso río pero ruge orgulloso mimetizándose entre los árboles. Como si supieran que iba a pasar por allí. Como si estuviera predestinado, como si le estuvieran esperando. El riachuelo ahora baña sus rodillas y la niña juguetona se ha sentado en la orilla para poder contemplarlo mejor. Para poder hacerle compañía.

Sin embargo, al ponerse de pie se da cuenta de que ya no está en la orilla, ahora ocupa el espacio central y el caudal es demasiado fuerte. El instinto de le dice que luche, y ella intenta desesperadamente moverse en contra del caudal que poco a poco la está desplazando al corazón mismo del río.

Ya no puede luchar más, ya no puede autoengañarse pensando que lo conseguirá. Cada vez está mas perdida en la inmensidad de lo que ya es un mar. Cada vez la fuerza del océano la arrastra más y más. Coje una bocanada de aire fresco e intenta otro nuevo último ataque desesperado, pero en su interior sabe que una simple roca no puede parar todo un océano.

13 comentarios:

  1. El majestuoso y peligroso océano que mientras escribo veo desde mi ventana,amiga,un abrazo

    ResponderEliminar
  2. El destino es eso, el final de una decisión. Por eso hay que elegir bien, y no dejarte llevar con la corriente sin más.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. El Oceano...Tan inmensamente inmenso :)

    ResponderEliminar
  4. grandote es un rato largo :) es hermoso verlo de lejos enbravecido, pero de cerca, mejor que esté tranquilito y bañado por el sol :)) un muássss enoooormeeee :))))

    ResponderEliminar
  5. Hola, te dejo un fuerte abrazo, lamento mi tardanza para contestar pero a veces el tiempo no me da.
    Cuidate mucho, un fuerte abrazo, luz y magia para vos.
    Cuidate mucho.
    :)

    ResponderEliminar
  6. Y no, una piedra sola no puede. Pero tal vez mañana sean muchas y estas si, tengan la fuerza suficiente...
    Ojala siga intentándolo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. El destino lo escribes tú, independiéntemende de lo grande que sea el oceano :)

    ResponderEliminar
  8. Engañoso el océano...
    Me gusta la nueva plantilla =) muy alegre.
    un besito!

    ResponderEliminar
  9. huuy. muy natural.
    todo sucede en un segundo y el río se lleva hasta la criatura más tierna, no mira hacia atrás siempre sigue su curso.
    Saludos.
    Seguiré pasando

    ResponderEliminar
  10. hay cosas contra las que no podemos luchar, a veces hay que aceptarlas y otras simplemente probar otro camino :)

    ResponderEliminar
  11. No, una sola piedra no podrá, pero con la ayuda de otras quizás sí :D
    Un beso

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.