jueves, 13 de mayo de 2010

¿DE VERDAD MERECE LA PENA?

No hay ganadores ni perdedores, solo personas. ¿Cuándo hemos llegado al punto de que el orgullo sea lo más importante? Al fin y al cabo salimos perdiendo todos. ¿Cómo se atreven a borrar parte lo que somos? ¿A condenarnos a la ignorancia de conocer familiares y seres queridos que ya no están? ¿Cómo se atreven a quitar vidas por una causa tan egocéntrica y egoísta? ¿Cómo hemos dejado que la codicia nos destroce? ¿Cuándo nos hemos permitido quitarles la libertad a personas exactamente como nosotros?

Si querían que recordasemos lo que hicieron, enhorabuena. Lo han conseguido.

8 comentarios:

  1. No dejes que lo consigan, tenemos que evitar que nos dominen que nos impongan nada! Sé fuerte :)
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta . . . No hay ganadores ni perdedores, solo personas. :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Estoy contigo mi niña, son tan infames que encima van de victimas cuando fueron los verdugos...

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  4. Lo cierto es qué no entiendo muy bien a qué te refieres. Pero sea lo que sea estoy con Lisa. Nada de permitir que algo o alguién nos domine. Ya sabes esto es como lo de "no nos moverán"
    Un besote y buen finde!

    ResponderEliminar
  5. No hay ganadores ni perdedores, pero a veces la gente es tan mala, que realmente no entiendo, no puedo comprender como no tienen conciencia y mucho menos un poco de consideración...

    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. Es verdad. No hay ganadores ni perdedores, esto no es una competencia. Me encantó, un besito :)

    ResponderEliminar
  7. El mundo está perdido.
    La gente, más.
    Hay que hacer algo...

    :)
    soñadora preciosa
    besitodelacasito

    ResponderEliminar
  8. Si esto es naturaleza humana,
    entonces yo debo ser extraterrestre.

    ¿Dónde quedó la bondad, la gentileza, la amistad?

    Nunca lo entenderé.

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.