domingo, 7 de febrero de 2010

PARALIZADA

No lo entiendo. Cuantas más ganas tengo de acercarme más se paraliza mi cuerpo. Cuantas más cosas quiero decirme mas se cierran mis labios.

¿Cómo puede nuestro cuerpo desobedecernos hasta tal punto? Hasta llegar al punto de que grito una cosa y cada músculo y vena de nuestro cuerpo se confabula para hacer exactamente lo contrario.

Como si todos se hubieran puesto en contra de esta pobre mente. Una alocada mente que vive encerrada en un cuerpo con un poquito de coherencia y sensatez. Como un cuerpo adulto que regaña a una juguetona e inocente mente sin dejarla ser egoísta, sin malcriarla.

Enseñandole, desde el principio, que los caprichos no son buenos.

13 comentarios:

  1. Hoy te felicito especialmente porque lo que has escrito es muy bueno, me gustó.
    ¿Quién no ha tenido esa sensación alguna vez? Yo sí, pero nunca la hubiera podido expresar por escrito como tú lo has hecho.
    Felicidades.
    Un beso, preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Buenos dias preciosa.

    hay veces que nuestra mente nos juega malas pasadas, saca todas sus resistencias y nos bloquea.

    Muy buena descripción

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Reflejo de realidad, cuantas veces se quiere decir o hacer algo y te sientes impedido, atrapado, algo te tapa la boca, te sujeta tus manos. Pero al menos la mente siempre fructífera razona, y eso es lo importante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. A veces ese cuerpo deberia dejar a la mente jugar, porque al final se vive de ilusiones y locuras inocentes.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias de verdad, tenes razón en lo que dijiste!!

    ResponderEliminar
  6. realmente hoy has hecho yo diría EL POST!!!,cariños

    ResponderEliminar
  7. Es que quien dice que somos uno solo...no tiene ni puta idea.
    Mi cuerpo es un conjunto dispar de organitos,miniyos en miniatura.
    Una parte dice A, la otra Y.
    un besito gordo!!

    ResponderEliminar
  8. Es una lástima que el cuerpo nunca sea capaz de bailar y volar al mismo ritmo que la imaginación, que los pensamientos, que los sentimientos, pero es tal la gravidez que sufre que rara vez conseguimos despegar los pies del suelo y llegar donde nos gustaría.

    Besos
    Narci

    ResponderEliminar
  9. Llevas razón, hay vecs que se quiere y no se puede pero al final la batalla la terminas ganando tu si pones empeño en ello. No hay que abandonar núnca nuestros propositos. Un beso grande y mi cariño

    ResponderEliminar
  10. Ya verás como esta etapa pasa y vuelve la coherencia cuerpo-mente. Mientras tanto, quiérete mucho.

    Besos!

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.