martes, 23 de febrero de 2010

NO HAY RAZONES QUE VALGAN

¿Como decir que quiero un dia soleado cuando luego no soporto el calor ni quiero que se vaya el frío de mi lado? ¿Cómo decir que si, cuando lo único que dices es no, no y no?
¿Si quieres hacer puenting pero cuando te estás poniendo el arnés quieres salir huyendo a toda prisa?. Cómo si presintieras el peligro como lo presiente un ciervo que pasta tranquilamente y un león le acecha tras las sombras.

Quiero bailar bajo la lluvia y saltar en los charcos pero no quiero cogerme una pulmonía. No se puede estar en misa y replicando pero esque yo no hago otra cosa que querer los polos opuestos, una y otra vez. Ya no se a que lado correr. Como cuando quieres acercar dos imanes por el mismo polo y hay una fuerza invisible que te lo impide, es literalmente imposible. Y te pasas horas y horas seguidas intentando unirlos, y sabes que es imposible, pero parece que no atiendes a razones.

10 comentarios:

  1. Solo tiempo amiga :)

    Nada más.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Mi querida Wending: Esa es una "enfermedad" típica de la juventud que quiere abarcar demasiadas cosas. La serenidad viene después así pues, aprovecha todo lo que tienes ahora, es muy normal que sientas así.

    Mil besos y mil rosas.

    ResponderEliminar
  3. Prueba primero con uno y luego con otro...

    Entiendo que lo pasas mal, pero has de optar...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. siempre hay que elegir un lado u otro, es así! ^^
    Aunque, siempre hay algo que se quiere hacer con ganas y es ahí, cuando pasas de las consecuencias o de los lados opuestos ;)

    besos

    ResponderEliminar
  5. si quieres huir, huyes... aunque tengas el arnés puesto. A ver si ahora nos va a tocar aparentar cuando tenemos miedo. Lo que faltaba.

    ;p

    ResponderEliminar
  6. Dicen que los polos opuestos se atraen.
    Es dura la vida, solo hay que vivirla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. qué contradictorios somos a veces...
    yo también querría a veces hacer puenting en muchos aspectos, pero cuando estoy apunto me entra el miedo...hay medicina para ser valientes? :)

    ResponderEliminar
  8. Así vivimos, los hilos nos manejan cuando los dejamos mover a su antojo, bonita reflexión.

    Besos

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.