miércoles, 20 de enero de 2010

ALEJÁNDOME

Veo el sol entrando por el horizonte, superando el nivel de las montañas, mis ropas se mueven al son del viento y mi cabello descontrolado tira en la misma dirección. Noto un vibrante poder a mis pies que me recorre hasta el último aliento.

Una bandada de pájaros vuela alrededor como si lo más normal fuera que estuviera al borde de un acantilado. Noto como el aire frío de la mañana inunda mis pulmones. Huele a hierba mojada. Un rugido se abre paso en el cielo y gotas de agua salpican mi rostro.

Noto como se confabulan las nubes, la rugiente espuma y hasta la más pequeña hoja de hierba invitándome amablemente a que siga esa dirección. Y lucho con el tiempo para que se detenga un momento, pero pronto me doy cuenta que la lucha estaba perdida antes de que hubiera comenzado.

Respiro hondo por última vez, cierro los ojos y lentamente me doy la vuelta. Miro a los pájaros y con una sonrisa de triunfo me alejo lentamente apenas notando como se clavan sus miradas en mí. El tiempo me coge de la mano.

16 comentarios:

  1. Lindisimas palabras!

    El tiempo tomado de tu mano, esa parte me encanto!!!

    Ademas me imagine el momento y eso es hermoso!


    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Que belleza, me ha gustado mucho lo he sentido fresco y con optimismo, cosa que me alegra muchisimo. Un beso grande

    ResponderEliminar
  3. Estas en una nueva etapa que mee gusta.

    Precioso escrito, lleno de fuerza y también de esperanza y fe en ti.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. El tiempo te coge de la mano y te arrastra a través del mundo. Debe de ser fantástico.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Si el tiempo coge tu mano no permitas que se cobre tus espacios
    Bello me ha gustado mucho

    Besos de susurros

    ResponderEliminar
  6. me ha encantado esta entrada!! Escribes verdaderamente bien ^^!!

    Yo también te sigo valee? ;)

    Besos Franceses! (gracias por tu coment)

    ResponderEliminar
  7. wow! que bien escribes es muy lindo tu escrito. Muchas gracias por tu comentario y gracias por apoyar mi blog novela.

    besitos!

    annie♥

    ResponderEliminar
  8. Que lindo!
    No pude evitar imaginarme el momento, cada sensacion que describiste. Escribis de una manera que te traslada automaticamente a donde te lleva la lectura. Muy lindo!!!!

    Un beso...
    Gracias por tu comentario en blog!

    ResponderEliminar
  9. Bonito relato, lo noto lleno de nuevas esperanzas. Me alegra mucho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Muy lindo texto amiga, besos, cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  11. Nunca des la lucha por perdida. Con fuerza y ánimo siempre se vence.
    Perfecta descriptiva que me transporta a ese acantilado, a ese sentir el aroma de la hierba húmeda, que me gusta tanto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Hasta la más pequeña hoja de hierba invitándome amablemente a que siga esa dirección.

    me gusta :)

    ResponderEliminar
  13. Precioso texto. Me encanta el olor a hierba mojada :)


    Te leo :)

    ResponderEliminar
  14. El viento la toma de la mano
    y comienza a andar.
    mientras el, la ve alejarse sin poder hacerlo.
    ahi se queda, viendola desaparecer en la distancia.
    una que jamas podra achicar.
    son dos amores.
    alejado, pero que se quieren.
    con tanta fuerza
    que aun asi se siente en la naturaleza
    y la sonrisa de los niños.

    Desde una habitacion en la joven Buenos Aires te dejo un calido beso

    ResponderEliminar
  15. Yo daria todo lo que fuera, por que mi Amor nunca se fuera, pero si asi debe ser, la dejaria ir diciendole adios por que decir adios es crecer.

    te sigo, te leo

    un beso

    ResponderEliminar
  16. Escribes muy lindo (:
    Pasare a leer mas seguido.

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.