lunes, 25 de enero de 2010

PARANDO LAS TECLAS

Trato de dejar la mente en blanco. De pensar en algo sobre lo que escribir, pero las palabras simplemente no se encadenan con sentido.

A mi cabeza solo viene dolor. El dolor que me dejas tu cuando estas triste y consigues borrar de un plumazo y sin proponertelo toda la alegría que tenía dentro brillando con una luz inagotable. Parece que si se podía agotar.

Trato de pensar a lo grande. De pensar en la paz que me da el campo cuando te tumbas sobre la hierba y cierras los ojos. Cuando sientes el sol bañando tu cuerpo y los pajaritos cantando a tu alrededor de forma desordenada. Pero eso es todo.

Rápidamente vuelvo a la ciudad. A mi cuarto. Al sofá sobre el que estoy sentada. Vuelvo a las teclas que se suceden una a una con un ritmo frenético a veces y otras veces no avanzan, como si se me hubiera olvidado que letra va detrás.

No me gusta no poder controlar mi mente, no me gusta que piense lo que quiera tomandose plena libertad...

Y así termina todo, devolviéndome brúscamente a la realidad. Parando las teclas.

15 comentarios:

  1. Si tu mente no está en ello, tus teclas escribirán solas, con tu talento... si te cansas, busca la libertad tras la puerta, en la calle, respira y vive.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. La realidad es lo mejr q nos puede pasar, aunq a veces duela. Pero todo pasa...y todo llega...
    Mientras tanto, sigue permitiendote esos pekeños caprixos sobre la hierba, eso tb puedes hacerlo realidad. un abrazo

    ResponderEliminar
  3. =O me ha encantado! escribes genial cuando intentas escribir y no sabes de que hablar, asi que cuando tengas un tema no quiero ni pensar como será! jejeje Por cierto, antes teniias publicada otra entrada, estaba escribiéndote un comentario, le he dado a enviarlo y la habias borrado. Me gustaba, me sentía muy identificada, yo tambié soy muy sensible... =P Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Yo muchas veces me pregunto, que es lo que me motiva a que solamente deje libre mi mente, y deje que mis manos junto con mis ideas, sean las que trasmitan algo más, algo que otros puedan leer, y eso es lo que debes hacer.
    O dejar el cálido viento choque tu cara, y vuelvas a sentir lo que sentías antes.
    Linda entrada!

    Besos!Sos de españa vos?

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado mucho tu escrito.
    Porque tambien odio no poder manejar mi mente y muchisimo mas cuando las palabras me abandonan


    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Los pulsos electricos
    freneticamente viajan de un lado a otro, dentro de su mente
    interumpiendo la sinapsis
    imposibilitandola a manisfestar una accion.
    entonces ahi
    sentada frente al monitor se queda.
    como si palabras absorvidas en miles de horas de lecturas.
    se hubieran ido.
    ya no sabe como comunicarse
    sus manos no se mueven
    su boca no emite sonido.
    y el dolor dentro de ella.
    se rei, por que vivir dentro de ella
    para alimentarse.

    Desde una habitacion en la joven Buenos Aires te dejo un calido beso

    ResponderEliminar
  7. deja que fluyan, que a veces es bueno

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado leerte! Me he visto reflejada por momentos... :)

    Besos franceses ^^

    ResponderEliminar
  9. Deja que el dolor se lo lleven mariposas, de uno al otro confín, y sólo siente, y deja que las letras se escriban solas, y los párpados se cierren. Solo siente. :)

    ResponderEliminar
  10. Mi querida Winding: No siempre hay que controlar la mente, de vez en cuando también es necesario darle vacaciones y dejarnos llevar por esas sensaciones que explicas y que tanto bien nos hacen. Unas vez retomadas las riendas te sentirás mucho mejor.

    No podemos estar siempre controlando, al final nos agotamos.

    Mil besos y mil rosas.

    ResponderEliminar
  11. Es duro tener el dolor siempre en nuestra piel. Está tatuado a fuego lento y nos quema cuando menos te lo esperas. Es jodido, pero es la pura realidad.

    Dejá que las palabras corran como un vendabal.

    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar
  12. No es necesario controlar siempre la mente. A veces es mejor que vaya a su bola ;)

    ResponderEliminar
  13. No trates de controlar tu mente, todo lo contrario, deja que fluya lo que sientes, y cuando lo sepas, luego podras canalizarlo

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.