jueves, 7 de enero de 2010

IMPULSOS

Solos, en una habitación a oscuras y con la tele encendida nos acurrucamos en nuestros respectivos sillones. Le siento tan cerca... Su brazo rozando suavemente el mío, su respirción lenta acompasando los latidos de su corazón... Y un impulso recorre todos los poros de mi piel. Estamos tan cerca...

Me riño a mí misma por darme cuenta que realmente quiero dejar fluir ese impulso, quiero dejar que por una vez mi cuerpo haga lo primero que se le pase por la cabeza. Me riño a mí misma porque se que si fuera por ti me dejarías hacer lo que quisiese. Me riño a mi misma por quererme acercar cuando siempre he querido correr justamente en el sentido contrario...

Lo último que quiero hacer es jugar contigo... lo último que quiero que pase es perderte a tí.

Y se que sería bonito mientras durase, pero eso es todo. Mientras durase y no más. Y pronto llegaría el final y habría alejado a otro amigo de mi lado. No, no quiero eso.

6 comentarios:

  1. Pues controla ese impulso :) Nice post!

    ResponderEliminar
  2. Me he dejado llevar por impulsos y las conclusiones fueron varias...

    Me fue terriblememte mal y en otras oportunidades, me fue excelentemente bien...

    Pero... de que otra manera puede ser...?


    Besos

    ResponderEliminar
  3. Que tus impulsos te lleven a buen fin, un buen fin para tí. A veces hay que ser egoísta en las relaciones.
    Besos de ánimo.

    ResponderEliminar
  4. Hay veces que tenemos que frenar esos impulsos amiga, pasado el momento nos podriamos arrepentir de haber cedido. Me gusta leerte y que me leas, es lindo saberte enttre mis versos. Te dejo un beso, cuidate.

    ResponderEliminar
  5. No se puede tocar el fuego, ya sabes, nos quemammos, hay veces que hay que tragar saliva para evitar sufrimientos posteriores.

    Un abrazo guapa

    ResponderEliminar
  6. En la vida hay que dejarse llevar
    por los impulsos, pero siempre midiendo las consecuencias, aunque hay veces, que por mas que sepas que todo se puede perder, el impulso es tal que no lo podemos reprimir.

    Desde una habitacion en la joven Buenos Aires te dejo un calido beso

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.