sábado, 9 de enero de 2010

EMPEZANDO

Empiezo a ser una mujer libre. Hoy respiro un poco de ese aire a libertad que me cala hasta los huesos. Empezaba a anhelarlo tanto...

Tengo la sensación de que minuto a minuto soy un poco menos vulnerable, un poco menos dependiente. Minuto a minuto pienso un poco mas en mi y un poco menos en ti.

Empiezo a poder reir y demostrar la mujer que soy sin tener miedo de que te pueda entristecer. Espero que eso no provoque en ti la reacción contraria... Aunque pensandolo mejor, es mejor para mi, es lo único que me debe importar ahora.

No puedo hacer mi vida en torno a la tuya cuando simplemente somos amigos. Eso es lo que yo he elegido. Como una amiga me dejo en un comentario: hay veces que hay que tragar saliva para evitar sufrimientos posteriores. Si siempre he sido yo la lógica y racional de los dos, yo tengo la responsabilidad de actucar con cabeza, ya que tu no lo haces...

Lo hago por ti y por mi, pero sobre todo por mi. Necesito hacerlo, necesito creerlo.

5 comentarios:

  1. ¡¡¡Bien por ti Winding!!!

    Y eso que dices que lo haces por ti sobre todo es magnífico. ¡¡¡Animo guapa!!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. winding no se que pasa pero ya van dos veces que mi comenterio no aparece en tu blog ,en realidad lo veo pero luego desaparece

    ResponderEliminar
  3. Querida amiga despúes de unas pequeñas vacaciones regreso a visitarte. Me encanta verte optimista,poco apoco todo se consigue, la vida es bella disfrutala todo lo que puedas y no pierdas nunca la ilusión. Un beso grande y mi cariño

    ResponderEliminar
  4. Bravo Winding!!
    Así me gusta sentirte, esperanzadora y luchadora.
    Sigue queriéndote...
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Mi querida winding es bueno saber que te sientes mas fuerte, es bueno eso, todo pasa, y cuando pasa el dolor, viene la serenidad y la aceptacion, todo es un proceso, pronto veras las cosas mas claras y me alegro por tu fuerza sigue adelante!

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.