sábado, 2 de enero de 2010

EL RIACHUELO

Ajeno a la rapidez de la sociedad, el riachuelo ruge tímidamente. Pasa gota tras gota entre las piedras y a veces se envalentona con pequeños saltos de agua. Envidia es lo que me da. Poder bajar el ritmo sin importarle lo que pase a su alrededor.

Incluso alguna vez consigue atraer la atención de alguien que forma parte del exterior. Alguien como yo que intenta escapar de sus pensamientos.

Ensimismado en si mismo, como consciente de que no se puede parar, de que el tiempo no se va a parar para el. Consigue traspasar cada obstáculo... siempre sale a delante. Poco a poco, gota tras gota.

6 comentarios:

  1. Bonita comparación y original.
    En la vida nos encontramos con obstáculos pero...aprendamos del riachuelo!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Es que wl se deja fluir, no piensa si ha de ir por la derecha o la izquierda, se deja ir...

    Ya sabes...

    Besines

    ResponderEliminar
  3. Winding no pienses por donde solo fluye

    ResponderEliminar
  4. Y el riachuelo no se detendra, ira siempre adelante desafiando todo a su paso hasta llegar a su destino........... Te deseo lo mejor para este Nuevo Año amiga. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  5. Interesante comparación la del riachuelo, como nuestra vida que fluye y fluye y nada lo detiene. Un beso grande y feliz 2010!!!

    ResponderEliminar
  6. Muy bien logrado el relato, te felicito

    Desde una habitacion en la joven Buenos Aires te dejo un calido beso

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.