sábado, 16 de enero de 2010

DEMASIADO POCO

Dejaré que por mi cuerpo corran las palabras. Que me invadan, que me convenzan si lo consiguen. Prometo contemplarlas mientras bailan delante mía. Prometo tomármelas en serio y hacer lo que pueda para corresponderlas. Lo que pueda... solo prometo eso.

Si miro por la ventana y me gusta la vista, ¿porque no voy a mirar? Puede que a la gente de fuera le moleste que me fije en ellos, que sea espía y cómplice de una pequeña parte de su día a día... pero, como el dicho dice, ande yo caliente ríase la gente, ¿no?

El problema no eres tu, ni pongo en duda todo lo que estás dispuesto a dar por mí y menos pongo en duda todo lo que se que ya estas haciendo por luchar por mí.

El problema es que no puedo darte un corazón completo y lleno de amor, que palpite por estar contigo... tan solo te puedo dar un pequeño corazón, que late pasivamente y con miedo. Un pequeño corazón que intenta recomponerse día a día. Que minuto a minuto lucha por seguir adelante. Que lleva así mucho tiempo y que por lo visto, todavía le dan convulsiones ocasionales.

El problema es que yo ahora mismo no puedo darte todo, solo podrías conformarte con un pequeño corazón frágil recompuesto con heridas todavía abierta... eso es demasiado poco.

4 comentarios:

  1. Si eres sincera y le dices lo que sientes, tal vez sirva para un acercamiento y para daros un tiempo hasta que tu estes preparada. No dejes tus emociones dentro.

    Un abrazo dominguero

    ResponderEliminar
  2. Hay veces que vale más dar lo que puedes que llenar de sensaciones vacías. Hazme caso ^^

    ResponderEliminar
  3. Mi querida Winding: Me has emocionado al leer tu"así soy yo" porque me has recordado a un segungo blog que creé exclusivamente para mí y también decía: "Para que nada ni nadie me dañe". Tienes una gran sensibilidad y eres sincera, solo das lo que en estos momentos puedes dar y eso es mucho.

    Te seguiré bien cerquita :)

    Mil besos y mil rosas.

    ResponderEliminar
  4. A curar esas heridas y a darlo todo.
    Muy agradable la lectura.

    Un placer leerte.

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.