viernes, 8 de enero de 2010

DÉJAME, POR FAVOR

Lejos, tu y yo, pero a la vez estamos tan cerca. Unidos por una pantalla de ordenador. Se que estas ahí, a mi lado, no hacen falta palabras que lo demuestren. Se que estás velando mis sueños. Se que estas guardandome, como mi ángel de la guarda.

Ya he dejado vagar mi mente por el mundo de las predicciones demasiado tiempo. Le he dejado demasiada libertad. Ahora solo me queda volver a mí. A mi soledad, a mi amistad contigo, a mi inocencia y a mis misterios. A mi alegría y a la vez a mi tristeza.

Déjame volver a pensar en mí en vez de en tí y en lo que podría ser. Déjame alejarme de los cuentos de hadas, porque la vida no es siempre así. En la vida, las cosas pueden salir mal, y de hecho, es bastante probable. Déjame ser una mujer libre. Lejos de ti. Tu lejos de mi mente, lejos de mis deseos.

Déjame ser fuerte, déjame volver a valerme por mí misma. Déjame reirme de las tonterías que hacen que la vida valga la pena. Déjame aguantar las lágrimas cuando esté en medio de una situación difícil, déjame llorar en soledad y que yo solita levante cabeza. Y déjame que durante todos esos proceso, tú estes lejos.

Por favor, déjame que me aleje de ti. Porque por dentro me estás destrozando, me estás haciendo vulnerable, me estás haciendo dependiente. Me estás convirtiendo en lo que nunca quise ser: una mujer que deja su corazón a merced de alguien ajeno a sí misma. Poco a poco voy entrando en el juego en el que dije que no entraría, en el que nunca quise entrar, en el que no hubiera querido ni que existiera, del que siempre me quise alejar. Poco a poco siento que voy cayendo en la trampa, porque eso es todo esto, una trampa de mal gusto, un experimento que alguien creó una vez para ver el resultado que daba. Prefiero no hacer experimentos, prefiero apostar sobre seguro. Preferiría jugar sabiendo cuales son las cartas ganadoras, y no simplemente sabiendo tus cartas... pero sin saber las mías.

8 comentarios:

  1. Siempre se crean lazos a travez de los ordenadores... ese maldito mundo virtual que tanto ha aprendido a mezclarse con el real... y demasiado bien...
    Jugar sabiendo las cartas del adversario t no las nuestras es de antemano, un mal presagio...porque no sabesmoc momo podemos reaccionar...
    El otro conoce perfectamente las suyas y las nuestras y corre con especial ventaja, la cual solo aumente a cada momento nuestra vulnerabilidad.
    Y si, lo bueno seria que te deje un poco para ordenarte a vos misma de nuevo.. y juntar fuerzas, porque no es nada facil poder alejarse...


    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Precioso relato por una libertad perdida, por una libertad deseada.
    Sin duda, ante estas palabras te dejará ser libre.
    Un saludo desde mis noches blancas

    ResponderEliminar
  3. Solo depende de ti Win, no de él, solo tu puedes hacer o dejar de hacer, sólo tu puedes dejar de ser dependiente, llorar o reir...

    El amor nos hace vulnerables y nunca sabemos que carta va a salir, asi es el amor, un riesgo.

    Cuando una relación nos hace daño, hay que alejarse, pero es siempre cosa nuestra.

    Perdona si he sido dura, tal vez me he pasado, pero es lo que siento tras leer tu escrito.y por supuesto desde el corazón y en positivo

    Un abrazo muy apretao

    ResponderEliminar
  4. Tranquila prluvisca, si escribo aquí es para que me digais lo que pensais y poder tener un poco más de perspectiva.
    La situación es que el me quiere pero yo solo quiero que sea mi amiga. No quiero volver a ser vulnerable. Quiero ser libre!!!!

    Gracias a todos por escribir como siempre. Un besito

    ResponderEliminar
  5. Amiga, un amor virtual es hermoso, pero solo es eso, un amor que no puede terminar mas que en amistad. Duele perder hasta la razon por un ciberamor........... La llave a la libetad la tienes tu amiga......un gusto leerte, besos desde Mexico. Cuidate.

    ResponderEliminar
  6. El amor es así, posesivo, nada más dar un poco y te quita todo, pero bien lo dices en tus letras, quieres ser libre, la libertad pero con amor, la seguridad compartida, bello tu relato, gracias por visitarme, feliz año nuevo.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. No es un ciberamor, es un amigo, que vive aqui, donde yo.

    Muchas gracias por vuestros comentarios.

    Un besito =)

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.