viernes, 29 de enero de 2010

COMO UNA RAMITA

Quiero observar la lluvia desde mi ventana y que el día llore amargamente mientras yo estoy a su lado, esperando desde el silencio.

Necesito descargar la tensión que tengo dentro riendo a carcajadas, llorando desconsoladamente o simplemente gritando.

Cuando el camino se va estrechando, todo se vuelve contra el viandante. Cuando no se ve el final, todo se vuelve más tenebroso todavía. Y todo llega a unos extremos inimaginables. Tengo miedo de que el límite se rebase, no se que podría pasar entonces.

Puede que los momentos difíciles de nuestras vidas sean pruebas para ver la flexibilidad de fuerza que tenemos. Para ver hasta donde podemos aguantar. Pues esta, es una prueba de mal gusto.

Como una simple ramita zarandeada por el viento, desprotegida y alejada del fuerte tronco del árbol. Así lo veo yo, inclinándose cada vez más y más. Si le dan a la rama con una fuerza mayor de la que puede soportar, acabará por romperse con un casi inaudible crujido, y puede que no se den cuenta, que ni lo noten, que los oidos de los demás ni se percaten, pero por dentro la rama estará muriendo poco a poco.

16 comentarios:

  1. Uhy que falta de fuezas,como si cada vez se agotaran cada vez mas.Y un sentimiento de espera a lo peor.A lo mas temido.Al final.
    Besito y si necesitas de una rama nunca dudes en apoyarte sobre mi.
    Pinsa en las raices siempre!
    besitooo gigante!

    ResponderEliminar
  2. Una ramita tan frágil, tan sensibl que puede ser fracturada con cualquier movimiento, sabes? creo que si, que esos momentos difíciles nos llegan para darnos cuenta de lo fuertes que podemos ser a pesar de la fragilidad que llevamos dentro.

    Siempre leerte es un espejo para mi alma, encantada de venir a soñar entre tus letras.

    Besitos preciosa

    ResponderEliminar
  3. Hasta las ramitas frágiles, con esfuerzo y lucha, pueden fortalecerse.
    Las ramas humanas, también.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. uyy q bonito! oye a proposito tienes un premio en mi blog: annievvd.blogspot.com felicidades te lo mereces por escribir cosas tan bonitas y alegrarme con tus coments!

    annie♥

    ResponderEliminar
  5. Y LAS RAMITAS FRÁGILES TAMBIÉN A VECES SOPORTAN BIEN EL TEMPORAL... ME GUSTÓ TU REFLEXIÓN...

    UN ABRAZO...

    ResponderEliminar
  6. Todos luchamos por conseguir amanecer al día siguiente hasta los más frágiles

    Besos de susurros

    ResponderEliminar
  7. Que triste leerte amiga. Hay ramitas fragiles que soportan violentos huracanes y crecen hasta hacerse fuertes ramas de frondoso arbol. Un placer leerte, besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  8. Ha veces la rama mas debil es la que mejor aguanta el huracan y aunque terminen algo sacudidas son capaces de hacer brotar de nuevo sus hojas. Una entrada muy bella, busca lo positivo de esa ramita, estoy segura de que eres capaz de encontrarlo. Un beso grande y mi cariño siempre

    ResponderEliminar
  9. Precioso amiga

    Me invadio la tristeza...


    Besos

    ResponderEliminar
  10. La rama es flexible, muy flexible, no se rompe facilmente, asi que ¡¡¡animo!!!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  11. Sin palabras... Explendido! Me ha encantado!
    es una tristeza preciosa!

    Besos infinitos!

    ResponderEliminar
  12. La vida pone pruebas..y no siempre son faciles de enfrentar, pero nos enseñan. Asi aprendemos...y con suerte la proxima tormenta sera mas facil de afrontar.

    Descargá la presión que llevas dentro, no la controles, grita, grita mucho si lo necesitas, llora o reite sola a carcajadas pero expulsala...A veces nuestra propia mente es el peor enemigo! No dejes que la presion te controle!
    Arriba el animo! Siempre despues de la tormenta viene la calma.

    Besos!

    ResponderEliminar
  13. hoy noto tristeza y eso no me gusta,mira hay ramitas pequeñas muy resistentes ,un abrazo amiga

    ResponderEliminar
  14. Realmente es precioso este escrito, creo que relata, tristeza, fuerza, lucha, porque eso es lo que no se debe perder...

    Te felicito por la entrada:)
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Tranquila amiga, esa frágil ramita en verdaderos momentos difíciles puede sacar fuerzas de flaqueza, puede que sea por dentro de puro acero, sin ella saberlo.
    Un besazo enorme y mucha fuerza!!!!

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.