sábado, 30 de enero de 2010

CADA VEZ CUESTA MAS

¿Creéis que las cosas que nos pasan son consecuencias de como hemos sido en el pasado? Si es así, no entiendo como he podido ser yo tan mala. No entiendo como puede caber tanta maldad en alguien ni como se ha podido ocultar de esa forma. Como ni la propia persona se ha dado cuenta. Pero si... tiene que ser eso, que el pasado me persigue. Prefiero pensar eso que volverme loca buscando otra explicación. Ahora mismo no estoy para mas distracciones.

Y esque no me gusta ser así de indecisa, de vaga. No me gusta ser asi de mala persona, no me gusta no poder hablar por no saber como, ni me gusta ser así de débil, de vulnerable...

Y esque mi camino se oscurece cada vez más. Y el final está cerca, supongo que llegará en forma de precipicio o puede que de agujero negro. No lo se, la oscuridad no me deja ver y me está desesperando de verdad.

Necesito que me den un simple abrazo. Necesito que me digan las palabras precisas sin que yo tenga que dar pistas, sin que yo las tenga que pedir. Y el problema es que cuando me quieren ayudar yo no les dejo... Les aparto bruscamente de mi. Quizás sea miedo o quizás una simple estupidez. Necesito algo... y no se que es.

A la ramita cada vez le cuesta mas quedarse enganchada al árbol...

viernes, 29 de enero de 2010

COMO UNA RAMITA

Quiero observar la lluvia desde mi ventana y que el día llore amargamente mientras yo estoy a su lado, esperando desde el silencio.

Necesito descargar la tensión que tengo dentro riendo a carcajadas, llorando desconsoladamente o simplemente gritando.

Cuando el camino se va estrechando, todo se vuelve contra el viandante. Cuando no se ve el final, todo se vuelve más tenebroso todavía. Y todo llega a unos extremos inimaginables. Tengo miedo de que el límite se rebase, no se que podría pasar entonces.

Puede que los momentos difíciles de nuestras vidas sean pruebas para ver la flexibilidad de fuerza que tenemos. Para ver hasta donde podemos aguantar. Pues esta, es una prueba de mal gusto.

Como una simple ramita zarandeada por el viento, desprotegida y alejada del fuerte tronco del árbol. Así lo veo yo, inclinándose cada vez más y más. Si le dan a la rama con una fuerza mayor de la que puede soportar, acabará por romperse con un casi inaudible crujido, y puede que no se den cuenta, que ni lo noten, que los oidos de los demás ni se percaten, pero por dentro la rama estará muriendo poco a poco.

jueves, 28 de enero de 2010

MAQUILLAJE

Mi mente no para de susurrar tu nombre. Lo susurra bajito por miedo a que le oigas, por miedo a que le oiga nadie. El maquillaje dice otra cosa, aquel maquillaje que no se quiere quitar es imposible de eliminar.

PERFECTAMENTE IMPERFECTA

"No podememos arrancar ninguna hoja del libro de nuestra vida, pero podemos tirar el libro al fuego". Es una frase que acabo de oir en una película y que me ha hecho pensar.

Las cosas pasadas ya han pasado. Las acciones hechan no se pueden cambiar, para bien o para mal. Pero ¿vamos a tener siempre miedo de equivocarnos? ¿De hacer algo de lo que nos vayamos a arrepentir?

Yo sinceramente prefiero arriesgarme un poco. Prefiero vivir la vida a verla pasar y que cuando vea que algo me gusta ya sea demasiado tarde.

Yo he cometido errores, si pero ¿quién no? Porque puede que yo sea imperfecta y puede que cometa errores día tras día, pero me niego a pensar que soy la única. He cometido errores si, pero hasta que no he estado con el camino avanzado no me he dado cuenta de que era un error. Y siempre me queda la esperanza de que el otro camino fuera un error más grande todavía.

De todo hay que sacar el lado positivo. Y yo pienso que las lecciones duras cuanto antes se aprendan mejor. Porque así podrás salvarte de estar en la misma situacion otra vez o en circunstancias que fuera peor para aprender la lección en ese momento.

Ademas, que ¿aburrimiento sería ser perfectos no? Como una vez leí en algún sitio, prefiero pensar que soy perfectamente imperfecta.

miércoles, 27 de enero de 2010

UN MAL SUEÑO

Se oyen sollozos bajitos. Cada vez se oyen más cerca. Y llora sin consuelo. Abre los ojos confusa. No puede parar de llorar... La pesadilla ya quedó atrás oculta entre la confusión. No se acuerda de nada.

Se levanta lentamente de la cama, aún sigue confusa. Sube la persiana y el sol de un nuevo día llena la habitación de luz. Un hermoso nuevo día comienza. De repente se le viene a la mente un día de verano en la piscina con los amigos. La pesadilla ya quedó atrás, parece que muchos días atrás.

Ya ha tomado una decisión. Se llena de nuevo coraje. No va a dejar que el mal sueño le siga durante todo el día, además ni se acuerda de que iba. Va a darle donde más le duele. Va a mostrarle que le es indiferente lo que haya podido pasar. Solo le importará el presente. El mismo instante en el que esté viviendo y nada más. Y así la verán los demás.

martes, 26 de enero de 2010

ME DUELE

Cuando veo a un niño con una herida abierta en la pierna, no puedo evitarlo, me duele. Cuando veo que han pinchado a alguien con una aguja para unos simples análisis de sangre y le ha salido un moratón, no puedo evitarlo, me duele. Cuando veo a alguien caído en el suelo llorando y llamando a su mamá tampoco puedo vitarlo, me duele.

Las personas sensibles somos así, para bien o para mal. A veces es útil cuando ves a algún amigo tuyo contento, en seguida se te contagian las ganas de estar alegre. A veces es odioso cuando no puedes apartar el sufrimiento en tu cabeza.

Y es que igual que nos contagian la alegría, nos contagian la tristeza. Pero parece ser que hay gente que no se da cuenta de esto. Que no nos quieren contar sus problemas, por que no nos preocupemos quizás, pero que a la larga es peor. Porque estaremos mal igual que ellos hasta que no lo estén.

Menos mal que yo me conformo con poco...

ES FRUSTRANTE

Estoy encadenada al silencio sin poder salir de ese lugar inóspito en el que me encierra. Tantas cosas me gustaría contarte y tan pocas cosas comprendo de verdad.

Yo no quiero un amigo, yo le quiero a él. Quiero recuperar a ese amigo que un día tuve. A ese amigo que me conocía mejor que yo a mí misma. Quiero recuperar a esa persona que mirándome sabía perfectamente lo que pasaba por mi cabeza.

Pero la gente no es como yo quiero que sea. No puedo autoengañarme a mí misma viendo a personas ser quienes no son. Es frustrante.

Siento mi cara pintada de blanco. Siento que tengo una gran nariz roja y un gorrito que cuando lo tocas echa agua. Me siento como un gran payaso. Pero que pena, hoy el payaso no hace gracia.

lunes, 25 de enero de 2010

PARANDO LAS TECLAS

Trato de dejar la mente en blanco. De pensar en algo sobre lo que escribir, pero las palabras simplemente no se encadenan con sentido.

A mi cabeza solo viene dolor. El dolor que me dejas tu cuando estas triste y consigues borrar de un plumazo y sin proponertelo toda la alegría que tenía dentro brillando con una luz inagotable. Parece que si se podía agotar.

Trato de pensar a lo grande. De pensar en la paz que me da el campo cuando te tumbas sobre la hierba y cierras los ojos. Cuando sientes el sol bañando tu cuerpo y los pajaritos cantando a tu alrededor de forma desordenada. Pero eso es todo.

Rápidamente vuelvo a la ciudad. A mi cuarto. Al sofá sobre el que estoy sentada. Vuelvo a las teclas que se suceden una a una con un ritmo frenético a veces y otras veces no avanzan, como si se me hubiera olvidado que letra va detrás.

No me gusta no poder controlar mi mente, no me gusta que piense lo que quiera tomandose plena libertad...

Y así termina todo, devolviéndome brúscamente a la realidad. Parando las teclas.

domingo, 24 de enero de 2010

A KILOMETROS DE DISTANCIA


Unos grandes ojos miran al horizonte intentando mimetizarse con el entorno que le rodea. Una amplia vocanada de aire con sabor a pino entra por su pequeña nariz respingona. Un pequeño vaivén del coche le devuelve a la realidad. Tantas veces ha recorrido el mismo camino... Todavía va por los grandes campos de olivos pero pronto verá a lo lejos esos llanos campos amarillos que van y vienen con el viento, esos grandes sombras cobijadas bajo los altos pinos...

Baja la ventanilla y el viento descoloca su melena alocadamente, con fuerza y vehemencia. Por un momento se siente como un pájaro, libre. Va a donde le gusta. Sus preocupaciones se quedan atrás. A muchos kilómetros de allí.

Y sabe lo que le espera. Constante como siempre pero en sí un cambio. No puede contener las ganas que tiene de que por fin llegue a su destino.

Pero como todo lo bueno, alguna vez tendrá que llegar a su fin. En un simple parpadea ya ve a lo lejos esas motas de verde que pronto lo rodearán todo.

sábado, 23 de enero de 2010

EL COMIEZO DE UN TRÁGICO FINAL

_ Tengo algo que decirte.
- ¿Qué es? Dímelo.
(Nadie contesta)

- ¿Qué era lo que me tenías que decir ayer?
_ Luego te lo digo...

- ¿Me vas a decir ya lo que me tenías que decir? ¿O estas jugando conmigo y no me tenías que decir nada?
_ ... ¿Quieres salir conmigo?
- ¡Claro! jajaja deja ya de decir tonterías y dime lo que me tenías que decir.
_ ¿Por qué tienes que creer que todo lo que digo es broma?

_ Eres mi mejor amiga. ¿Por algo seremos tan buenos amigos, no?
- Eso es lo que yo pensaba antes.
_ ¿Antes?


Una sensación de calidez y protección recorrió su cuerpo cuando sus brazos la rodearon. Estaba entre nubes de algodón. Nada malo le podía pasar. Sus mejillas se empezaban a encender ligeramente. Como una niña indenfensa que trata de girar la cabeza para no ver lo que tiene delante, como alguien que intuye un peligro.

Su boca buscaba la de ella y cuanto más se acercaban mas alejaba ella la cara temerosa de que cuando finalmente sucumbiera a sus deseos, que por otra parte también eran los de ella, se fuera a despertar de un precioso sueño. Finalmente se rendió al olor que tanto la embriagaba y un escalofrío recorrió todo su cuerpo. Estaba consiguiendo aquello por lo que había luchado tanto tiempo. Parecía imposible. Lágrimas de alegría casi resbalan por su rostro. El reloj se paró.

Le costaba volver a la realidad. Era tan maravilloso que parecía lo más frágil del mundo. Como si hablar de ello fuera a hacerlo desaparecer. Quien le iba a decir en ese momento que eso no era más que el comienzo de un trágico final.

viernes, 22 de enero de 2010

PARA MÍ

Se miró al espejo y le costó centrar la vista. Cuando lo hizo le sonrió desafiante al reflejo de sí misma que le respondió con la misma sonrisa. Vió unos ojos cómplices al otro lado, pensó que la estaban retando, que iban a entrara al juego que ella quería hacer.

Se alisó el pelo, se puso una falda y unas botas. Una linda camiseta que le favorecía los ojos verdes y un gorrito como los que la gente de allí miraba críticamente. No le hacía falta pintarse la cara para ocultar su verdadera identidad. Ya le daba igual lo que dijeran. Y además, se gustaba más así.

Se puso los auriculares y le dió al play. Al salir por la puerta le preguntaron:

- ¿Con quien has quedado?
- No he quedado con nadie.
- No me mientas, ¿para quien te has puesto tan guapa entonces?
- Para mí misma.

jueves, 21 de enero de 2010

NO HACEN FALTA PALABRAS

No es como los silencios incómodos de cuando no sabes que decir, no es como los silencios que ponen a trabajar tu mente atropelladamente. El silencio que nos envolvía te mecía en sus brazos, te protegía como a un niño chico. Y no hacía falta nada mas.

Marrón, como los más profundos bosques. Verdes como la mas anhelada esperanza. Grandes como la gran verdad que ocultan y rasgados al sonreis como lo es la cerradura que abre la llave que me has dado.

Y no hace falta nada más. Has salido de las arenas movedizas y te has situado junto a mi. Y has borrado de un plumazo el entorno. Ya no hay nada más.

El sonido de una pluma rasgando las hojas por las que se deslizan letras y mas letras silencia el ruido que hacen mis pies al caer al suelo.

miércoles, 20 de enero de 2010

ALEJÁNDOME

Veo el sol entrando por el horizonte, superando el nivel de las montañas, mis ropas se mueven al son del viento y mi cabello descontrolado tira en la misma dirección. Noto un vibrante poder a mis pies que me recorre hasta el último aliento.

Una bandada de pájaros vuela alrededor como si lo más normal fuera que estuviera al borde de un acantilado. Noto como el aire frío de la mañana inunda mis pulmones. Huele a hierba mojada. Un rugido se abre paso en el cielo y gotas de agua salpican mi rostro.

Noto como se confabulan las nubes, la rugiente espuma y hasta la más pequeña hoja de hierba invitándome amablemente a que siga esa dirección. Y lucho con el tiempo para que se detenga un momento, pero pronto me doy cuenta que la lucha estaba perdida antes de que hubiera comenzado.

Respiro hondo por última vez, cierro los ojos y lentamente me doy la vuelta. Miro a los pájaros y con una sonrisa de triunfo me alejo lentamente apenas notando como se clavan sus miradas en mí. El tiempo me coge de la mano.

UN NUEVO AMANECER

Hoy veo la vida sin las gotas de rocío matinales. Hoy veo el horizonte, y presiento que algo bueno se acerca. Presiento que tengo que ser yo, pero ser yo desde el lado positivo (nunca he dejado de ser yo, es solo que a veces me dejo llevar demasiado por las inseguridades, por la niebla...).

Antes creía que me dejaba llevar para tener algo en lo que pensar, para poder ocupar mi vida en algo. Lo que no sabía es que lo único que conseguía era casi compadecerme de mi misma. Y eso nunca me ha gustado. Y hoy se que debo pensar en mi y darme cuenta de la mujer que soy, de todo lo que puedo conseguir. Saber sin ninguna duda que voy a conseguir todo lo que me proponga. Y que los demás están fuera, porque es MI vida.

Voy a conquistar al mundo con mi sonrisa, y no siendo la víctima.



Perdonarme porque casi siempre escribía de cosas tristes. En verdad éste es el único lugar en el que me gusta desahogarme, lo hacía aquí para ocultarlo de las personas que me conocen, y así poder ser una gran esfera brillante para ellos. Pero eso presiento que ya se acabó.
Por ahora, por el momento, mi luz iluminará también mi blog.
Y quien me hizo daño en el pasado se quedará cegado ante esa luz.

martes, 19 de enero de 2010

EL CAMINO

Hoy he dicho basta.

No voy a dejar que nadie guíe mi estado de ánimo, ni que nadie pinte el camino por el que yo he de pasar. Y en gran parte ha sido gracias a vosotros, a todos los que me leéis y me dejáis comentarios de ánimo. Muchas gracias a todos.

Y es que yo antes creía que era dueña de mis actos, siempre me horrorizó pensar en lo contrario. Siempre me estrisce cuando veo a gente que siguen a los demás. Que parece que tienen paredes a los lados y delante a la única persona que pueden seguir, que quieren seguir o, simplemente, a la que no desafían. El resultado es el mismo, terminan pisando en las huellas de los demás.

Y ahora les entiendo. Yo estuve cegada mucho tiempo, solo que no me di cuenta, bueno en verdad lo mío fue peor, me di cuenta y no hice nada al respecto. No me dejé guiar por una persona que tenía delante, pero si por una persona que estuvo en mi vida y ya, hoy puedo decir que gracias a dios, se fue de mi lado.

Yo seguía su estela, seguía el camino que el mismo dibujó con sus propias manos para que mis pies los recorrieran. No puedo decir que estuviera cegada, porque yo lo sabía, y lo reconozco, no hacía nada por evitarlo. Me daba miedo salirme del camino.

Pero hoy puedo decir que yo, con mis propias manos, construyo el camino y no me importa si me tengo que manchar de barro. El camino que yo y solo yo construí y por los que solo yo andaré. Y si me equivoco, es tan fácil como rectificar el camino, y ésta vez sabré como, porque solo yo conoceré todos los secretos del mismo.

lunes, 18 de enero de 2010

PERDONARME

Trato de construir un pequeño aunque fuerte muro a mi alrededor. Muro que tu estás empeñado en destruir. Ambos empujamos pero por lados distintos. A veces solo conseguimos que se haga mas compacto, otras consigues que se empiecen a abrir pequeñas grietas como si tuviera mil años. Al fin y al cabo, aunque con motivos diferentes, con objetivos contrarios, estamos juntos en algo.

Y hoy, cuando estabas abriendo la grieta mas grande, tu solito la has cerrado de un plumazo.


Mi mente juguetona va de un lado para otro incansable.
Un grito en medio de todo el silencio.
Una mirada.
Un océano sale de la nada.
Me castigas con tu voz muda.



Y ésto es todo lo que me sale, ni siquiera orden os puedo ofrecer ahora mismo, solamente este pequeño caos.

domingo, 17 de enero de 2010

LA FRAGILIDAD DE LA REALIDAD

Lágrimas de dolor resbalan por mi rostro. Decir algo, plasmarlo en palabras, es peor que el hecho en sí. Estás afirmándolo. Estás declarando al mundo que así ha sido, estás despojando de ti toda duda si es que cabía de que eso podía simplemente estar en tu imaginación.

Por eso quiero guardarlo para mí. Ni siquiera pensar en ello por temor a que se vaya, a que se aleje de mí, a que desaparezca sin previo aviso. Por temor a que no se pueda convertir en realidad.

Que el viento mueva mis ropas en el sentido que me quiera llevar, pero que no me haga mas señales. Que deje a mi imaginación averiguar que es lo que quiere y que no salga de ahí. Por que si sale se hará demasiado real, y ésa realidad le conferirá la fragilidad de lo destructible.

Lo negaré mientras pueda... mientras un ápice de mí crea en ello lo protegeré con mi silencio.

sábado, 16 de enero de 2010

DEMASIADO POCO

Dejaré que por mi cuerpo corran las palabras. Que me invadan, que me convenzan si lo consiguen. Prometo contemplarlas mientras bailan delante mía. Prometo tomármelas en serio y hacer lo que pueda para corresponderlas. Lo que pueda... solo prometo eso.

Si miro por la ventana y me gusta la vista, ¿porque no voy a mirar? Puede que a la gente de fuera le moleste que me fije en ellos, que sea espía y cómplice de una pequeña parte de su día a día... pero, como el dicho dice, ande yo caliente ríase la gente, ¿no?

El problema no eres tu, ni pongo en duda todo lo que estás dispuesto a dar por mí y menos pongo en duda todo lo que se que ya estas haciendo por luchar por mí.

El problema es que no puedo darte un corazón completo y lleno de amor, que palpite por estar contigo... tan solo te puedo dar un pequeño corazón, que late pasivamente y con miedo. Un pequeño corazón que intenta recomponerse día a día. Que minuto a minuto lucha por seguir adelante. Que lleva así mucho tiempo y que por lo visto, todavía le dan convulsiones ocasionales.

El problema es que yo ahora mismo no puedo darte todo, solo podrías conformarte con un pequeño corazón frágil recompuesto con heridas todavía abierta... eso es demasiado poco.

viernes, 15 de enero de 2010

SOLO LEVANTA LA CABEZA

El silencio me atrapa, me envuelve entre finos mantos casi invisibles. Presa de ese sitio desprovisto de palabras pero a la vez con la necesidad de quedarme allí.

Hoy he tenido una sensación maravillosa. Iba caminando por un sitio por el que paso todos los días, y mientras examinaba las paredes del silencio que me atrapa lentamente, levanté la cabeza y miré al cielo. Ése simple gesto abrió ante mí una singular vista. Ramas de árboles finas se entrelazaban unas con otras y dejaban entrever detrás suya el cielo cubierto de un azul maravilloso. Es increíble que nunca me hubiera dado cuenta, que nunca lo hubiera visto, como ya digo, paso todos los días por el mismo sitio.

Me transportó a un lugar lejano, mas bonito, donde las preocupaciones no podían entrar... que pena que tuve que volver la vista al frente y alejarme de allí... Me llevé el secreto conmigo.

Pero mientras vuelvo, te doy un consejo si me lo permites: No dejes que las preocupaciones ocupen toda tu vida, porque en el momento más inesperado verás lo maravilloso que tiene, es tan fácil como levantar la cabeza.

LA NIEBLA

No dejemos a nuestros pies seguir el camino que la niebla nos quiere dejar ver. No dejemos que cambie nuestro rumbo a su antojo. Que nos conformemos con el simple camino mal dibujado sobre el suelo que nos deja ver...

Yo quiero soplar con fuerza y quitar la niebla de mi camino. La niebla se puede quedar en el pasado, en el instante mismo que se creó, allí se puede quedar. No pienso dejar que la niebla guíe mas mi vida, no pienso dejarme llevar como un borreguito, quiero seguir mi propio camino ya sea por el camino mal dibujado o por la espesura de los inmensos árboles que crecen a su alrededor.

Quiero poder descubrir nuevos valles, quiero poder seguir el camino, pero porque yo quiera, no porque no tenga otra alternativa, ni porque me de miedo inhalar el suficiente aire para quitar la niebla de en medio. Quiero poder mirar al cielo y ver el arco iris.

Solamente quiero olvidar el miedo que me da poner un pie en la incertidumbre que oculta la niebla y así, poco a poco adentrarme en ella para eliminarla por completo... Si la niebla se creó en el pasado, en el pasado se puede quedar.

miércoles, 13 de enero de 2010

LA NIÑA Y LA FLOR

La niña sonríe mirando el sol mientras le calienta la cara. Una flor lucha tímida por hacerse paso entre la hierba para poder acariciar un rayito se sol. La niña contempla sus esfuerzos por hacerse más grande, por ser un poquito más alta que la hierba que hay a su alrededor.

La niña se acerca y tira con cuidado de no quitarle ningún pétalo y alza los brazos hacia el sol con la flor entre sus dedos. Contenta de que ha ayudado a la flor, de que ahora le llega todo el sol que necesita la vuelve a dejar en su sitio, pero ya no puede... la flor ya no se mantiene en pie.

Pasan los días y la niña contempla la evolución de la flor, para ver si le sirvió de algo que ella, inocentemente, le ayudara a exponerse a los cálidos rayos de sol, pero la flor, cada vez más rápido se marchitaba tirada entre la hierba... sin vida.

martes, 12 de enero de 2010

EL MAR BRAVO

No le traigo nada bueno a los que me rodean, te lo he dicho muchas veces y aquí lo dejo presente, por si alguien se quiere retirar, está a tiempo.

No prometo que el viaje a mi lado sea como un bálsamo de agua, es más complicado. Hay quien encuentra remolinos de agua o inmensas olas. Hay quien se queda hundido en el mar llevándose irremediablemente un poquito de mí a su lado. Hay quienes ven el tsunami en primera fila.

Hay quien me arrastra al fondo del mar y se aferra a mi para que no pueda flotar... hay quien incluso lo consigue, haciendo que olvide a los demás en la superficie desaparados y sin un "mapa del tesoro" con el que encontrarme. Y cuanto más se van acercando, más pistas falsas les voy dando, para que no me encuentren, para que no me saquen del fondo del mar... porque se que en cualquier momento, me volverán a hundir.

Es mejor que me dejéis habandonada en las profundidades del mar bravo, así seguro que no salis malparados al intentar meteros entre estas aguas turbias. Yo lo he dicho, no me voy a enfadar, ni os lo tendré en cuenta siquiera, solo sabré que habeis entrado en razón... Es mejor alejarse de mi.

lunes, 11 de enero de 2010

INTENTANDO LIBRARME DEL PASADO

Soy más fuerte de lo que creía. Jamás creí que me podría aferrar tanto a lo que quiero autoconvencerme como lo acabo de hacer.

Palabras que anhelan ser oídas corren por tus manos. Gritos de impotencia recorren mis oídos queriendo entrar por la más mínima rendija... Y tu ya no sabes que más hacer para que entre en razón. No sabes que hacer para que mi mente y mi corazón sigan el transcurso de la vida y regresen al presente. No sabes que más hacer para que no se queden paralizados en el pasado.

Y yo no se si quiero seguirte, si quiero ver contigo el nuevo presente que se me abre lleno de posibilidades o quiero seguir a mi voz que me grita llena de necesidad de independencia.

Lo que si quiero hacer es salir del pasado... pero no se como.

Soy egoísta y tu ni le das importancia. Soy mezquina y tu ni te das cuenta. Soy tantas cosas que no ves cegado por esa trampa de la que no puedes salir...

Grito al viento que me traiga las palabras necesarias para seguir adelante como la nieve blanca que hoy a traído. Pido que al igual que se deshace la nieve, gotas de agua caigan sobre mi y me limpien de toda niebla indeseada...

domingo, 10 de enero de 2010

ME CONFORMO CON POCO

Me cuesta dejar entrar a personas en mi vida. Y a las que estan las intento cuidar lo mejor que se. Pero a veces se producen bajas o altas indeseadas. Por eso hay que aprender a ser feliz con los pequeños detalles.

Yo afortunadamente, y por ahora por lo menos, me conformo con poco. Lo más mínimo ya me hace feliz, ya hace que una sonrisa inocente se dibuje en mi rostro. No necesito grandes cantidades de dinero ni lujosos yates, ni un super novio. Ni siquiera necesito que todo el mal pasado se borre de mis recuerdos. Tan solo necesito que llueva, ver las hojas caerse de los árboles, escuchar una cancion que me recuerde algo o a alguien o reconocer un lugar en el que estuve en el pasado.

Como digo, me conformo con poco. Tan solo pensar en que quiero ser el día de mañana una mujer independiente ya me da fuerzas, solo que a veces se me olvida que debo pensar en eso... Menos mal que me conformo con poco...

sábado, 9 de enero de 2010

EMPEZANDO

Empiezo a ser una mujer libre. Hoy respiro un poco de ese aire a libertad que me cala hasta los huesos. Empezaba a anhelarlo tanto...

Tengo la sensación de que minuto a minuto soy un poco menos vulnerable, un poco menos dependiente. Minuto a minuto pienso un poco mas en mi y un poco menos en ti.

Empiezo a poder reir y demostrar la mujer que soy sin tener miedo de que te pueda entristecer. Espero que eso no provoque en ti la reacción contraria... Aunque pensandolo mejor, es mejor para mi, es lo único que me debe importar ahora.

No puedo hacer mi vida en torno a la tuya cuando simplemente somos amigos. Eso es lo que yo he elegido. Como una amiga me dejo en un comentario: hay veces que hay que tragar saliva para evitar sufrimientos posteriores. Si siempre he sido yo la lógica y racional de los dos, yo tengo la responsabilidad de actucar con cabeza, ya que tu no lo haces...

Lo hago por ti y por mi, pero sobre todo por mi. Necesito hacerlo, necesito creerlo.

viernes, 8 de enero de 2010

DÉJAME, POR FAVOR

Lejos, tu y yo, pero a la vez estamos tan cerca. Unidos por una pantalla de ordenador. Se que estas ahí, a mi lado, no hacen falta palabras que lo demuestren. Se que estás velando mis sueños. Se que estas guardandome, como mi ángel de la guarda.

Ya he dejado vagar mi mente por el mundo de las predicciones demasiado tiempo. Le he dejado demasiada libertad. Ahora solo me queda volver a mí. A mi soledad, a mi amistad contigo, a mi inocencia y a mis misterios. A mi alegría y a la vez a mi tristeza.

Déjame volver a pensar en mí en vez de en tí y en lo que podría ser. Déjame alejarme de los cuentos de hadas, porque la vida no es siempre así. En la vida, las cosas pueden salir mal, y de hecho, es bastante probable. Déjame ser una mujer libre. Lejos de ti. Tu lejos de mi mente, lejos de mis deseos.

Déjame ser fuerte, déjame volver a valerme por mí misma. Déjame reirme de las tonterías que hacen que la vida valga la pena. Déjame aguantar las lágrimas cuando esté en medio de una situación difícil, déjame llorar en soledad y que yo solita levante cabeza. Y déjame que durante todos esos proceso, tú estes lejos.

Por favor, déjame que me aleje de ti. Porque por dentro me estás destrozando, me estás haciendo vulnerable, me estás haciendo dependiente. Me estás convirtiendo en lo que nunca quise ser: una mujer que deja su corazón a merced de alguien ajeno a sí misma. Poco a poco voy entrando en el juego en el que dije que no entraría, en el que nunca quise entrar, en el que no hubiera querido ni que existiera, del que siempre me quise alejar. Poco a poco siento que voy cayendo en la trampa, porque eso es todo esto, una trampa de mal gusto, un experimento que alguien creó una vez para ver el resultado que daba. Prefiero no hacer experimentos, prefiero apostar sobre seguro. Preferiría jugar sabiendo cuales son las cartas ganadoras, y no simplemente sabiendo tus cartas... pero sin saber las mías.

jueves, 7 de enero de 2010

IMPULSOS

Solos, en una habitación a oscuras y con la tele encendida nos acurrucamos en nuestros respectivos sillones. Le siento tan cerca... Su brazo rozando suavemente el mío, su respirción lenta acompasando los latidos de su corazón... Y un impulso recorre todos los poros de mi piel. Estamos tan cerca...

Me riño a mí misma por darme cuenta que realmente quiero dejar fluir ese impulso, quiero dejar que por una vez mi cuerpo haga lo primero que se le pase por la cabeza. Me riño a mí misma porque se que si fuera por ti me dejarías hacer lo que quisiese. Me riño a mi misma por quererme acercar cuando siempre he querido correr justamente en el sentido contrario...

Lo último que quiero hacer es jugar contigo... lo último que quiero que pase es perderte a tí.

Y se que sería bonito mientras durase, pero eso es todo. Mientras durase y no más. Y pronto llegaría el final y habría alejado a otro amigo de mi lado. No, no quiero eso.

miércoles, 6 de enero de 2010

TODOS SON IGUALES

Hoy he hablado con un amigo, y me ha dicho que todas las mujeres somos iguales. Pero nosotras, las mujeres, también pensamos que todos los hombres son iguales. ¿Porque tan a menudo y generalmente la gente suele pensar así?

Los hombres y las mujeres estamos hechos para vivir el uno con el otro. Para forma uno solo. Pero a la vez nos odiamos mutuamente, hasta el punto de generalizar y pensar lo mismo de todos los demás. ¿A que es debido esto?

Quizás sea por que los hombres y las mujeres somos tan diferentes que pensamos que los otros van a actuar como esperamos, y cuando no lo hacen, nos defraudan hasta un punto inimaginable. Puede que sea por que los idealizamos y cuando nos damos cuenta que, al fin y al cabo, son humanos, nos defrauda hasta la saciedad.

Sinceramente, no se por que es... pero yo tampoco me he escapado en más de una ocasion de pensar igual.

lunes, 4 de enero de 2010

NO MERECE LA PENA

"A veces la mejor demostración de amor consiste en dejar marchar al ser al que quieres, porque sabes que estará mejor sin ti" Hace tiempo creía eso, le veía tanta lógica...

Ahora simplemente se que el amor existe, pero que no merece la pena. No merece la pena sufrir tanto por alguien. No merece la pena que se te congele la respiración con una simple mirada, que te entre un cosquilleo en la barriga cuando escuchas su voz, que te anule en cuerpo y alma. Que prefieras callar y guardar en silencio el secreto de tu amor por no hacerle mal a él, por no querer cambiar nada porque lo ves por encima de lo perfecto, como si en un simple chasquido de dedos todo se fuera a derrumbar.

No merece la pena sufrir por alguien que apenas es consciente del efecto que sus actos producen en ti. ¿Por que cambiar algo que en sí ya te gusta como esta para intentar mejorarlo, o en su defecto terminar con todo, por muy perfecto que pareciera?

No, no creo que merezca la pena amar. Se sufre demasiado por nada. Por eso, hay que tener cuidado con lo que se desea... porque se puede cumplir.

domingo, 3 de enero de 2010

Y VUELVE EL HURACÁN

Movida por un resorte giro la cabeza para poder percibir mejor los susurros que me llegan vagamente a través del aire gélido. Si, de nuevo lo oigo. El susurro de su nombre. Un nombre que dejé encerrado en el pasado, que condené al olvido. Y vuelve a mi cabeza como un niño haciendo una trastada.

Comida por la culpabilidad quiero alejar a la gente de mi lado. Protegerme a mi misma de todo. Como un pájaro que no quiere volar por miedo a que una ráfaga de viento le lleve para el lado contrario y le haga daño. Comida por la culpabilidad que ese nombre me recuerda. Prejuicios que creó en mi cabeza.

Al principio soplaba y poco a poco creó viento. Yo lo dejaba estar, incluso me gustaba. Pero al cabo de un tiempo de no parar de soplar, se convirtio en un gran huracán. Huracán que yo creí ser la autora de su origen. Huracán que yo creí mío propio. Huracán que a veces parece extinguido, pero que en el momento mas inesperado vuelve a traerme la culpabilidad.

Lo peor es que yo quedé atrás para esa persona. Yo si estoy encerrada en su pasado, y sin embargo el todavía me visita a mi presente. Todavía tiene fuerza para levantar un ápice de ese huracán. Y por mínimo que sea, todavía tiene poder para removerlo todo... Y me cuesta cerrar la puerta del baúl del que no quiero que salga. Desesperada por cerrarla. Ni subiendome encima lo consigo. Le odio por ello. Le odio por hacer de mi lo que soy ahora. Le odio por cambiarme sin yo darme cuenta. Por hacer crecer miedos en mí. Miedos que guían mi presente. Miedos de los que no puedo escapar.

sábado, 2 de enero de 2010

EL RIACHUELO

Ajeno a la rapidez de la sociedad, el riachuelo ruge tímidamente. Pasa gota tras gota entre las piedras y a veces se envalentona con pequeños saltos de agua. Envidia es lo que me da. Poder bajar el ritmo sin importarle lo que pase a su alrededor.

Incluso alguna vez consigue atraer la atención de alguien que forma parte del exterior. Alguien como yo que intenta escapar de sus pensamientos.

Ensimismado en si mismo, como consciente de que no se puede parar, de que el tiempo no se va a parar para el. Consigue traspasar cada obstáculo... siempre sale a delante. Poco a poco, gota tras gota.

DECEPCIONANDO

Como sigues confiando en mi si vez tras vez te decepciono. Te doy palo tras palo y aun así sigues teniendo fe en mi, en lo que digo. Tienes fe en que me porte bien contigo, y yo no hago mas que fastidiarla. No hago mas que hundir una y otra vez tus esperanzas. No consigo otra cosa que defraudar tus esperanzas puestas en mi.

Y día tras día sigues a mi lado. Esperando una palabra cariñosa, esperando que haga lo que esperas de mi, lo que esperarias de cualquier amiga en realidad. Pero que sea precisamente yo y no otra la que no lo cumple... yo si estuviera en tu lugar no me sentaría muy bien. Y sigues ahí... con la simple esperanza de que haga algo. El problema es que no se hasta cuando aguantarás...

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.