sábado, 26 de diciembre de 2009

TRAS LA NIEBLA

Grito al viento tu nombre que lo lleva de sitio en sitio. Busco tu mirada entre la multitud con verguenza de encontrarla. Agudizo el oído por si oigo el susurro de tu voz... Y entonces me despierto.

Busco la niebla para ocultarme tras ella pero en ocasiones rayos de luz desvelan mi posición. Casi siempre me tapo los ojos yo misma para no ver los rayos de sol... pero los siento en cada poro de mi piel. Y cuando el sol está tan cerca que se vuelve casi abrasador salgo corriendo. Corriendo a cualquier sitio, a cualquier lugar lejos de alli. Para volver a esconderme tras la niebla, para volver a taparme los ojos...

10 comentarios:

  1. y volver a gritar,niña eso es un constante rolar.
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Cada uno escoge como quiere vivirse la vida. Yo opté por la vida y sus desafíos con alegría y fe porque ella me espera cada día, me ofrece nuevas propuestas a diario y la hace atractiva e interesante para mí. Es mi opción!
    Dialogo a diario con la vida y con la muerte, la muerte a todo aquello que renuncio, dejo atras y me renuevo con lo que he re-aprendido, eso marca una diferencia porque sé que ella me está esperando en un día incierto como a ti y a todos... Solo sé que mis últimos momentos serán de acuerdo a lo que he vivido…. y éstos han sido de amor por todo aquello que es la vida, aceptando retos, enfrentando miedos, dejándolos atrás junto a todo lo que está fuera de mi naturaleza.
    VIVIR lo he aprendido porque estoy atenta a lo que me acontece, y “los errores” son parte de ella, como también aquellas cosas que no salieron como me habría gustado, y he aprendido y he sacado partido a esas situaciones, a veces me ha regalado otro resultado, uno que no esperaba, y que llamo “ganancias secundarias”… cosas afortunadas ante una situación. Soy de las que veo el vaso a medio llenar.

    ResponderEliminar
  3. Es mejor tener los ojos bien abiertos aunque ciegue el sol,aunque nos deslumbre alguien, así no nos perderemos ninguna oportunidad en la vida.
    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  4. Igual que yo amiga, me gusta ocultarme del sol, estar en la niebla. Un texto hermoso que me lleva a otro tiempo no muy lejano. Besos, Feliz Año Nuevo, cuidate. Que el este año que pronto llegara venga lleno de amor y realizaciones para ti amiga.

    ResponderEliminar
  5. Abre vien los ojos, de verdad. tenerlos cerrados a veces hace incluso más daño.

    besito.

    ResponderEliminar
  6. Si, yo hago lo mismo...
    A veces elijo no ver y cerrar mis ojitos de la manera mas sutil y delicada para no dañarlos, para resguardarlos de todo aquello que pueda llegar a cegarlos, o humedecerlos...
    Es que se que me depara cada momento conocido, cada experiencia dolorosa y ya no lo quiero mas. Ya no mas...

    No siempre estoy asi, solo en ocasiones en que ya no quiero sufrir..


    Me encanto tu blog, si queres pasa por el mio y hojea mis letras...

    Te sigo!


    Beso

    ResponderEliminar
  7. Deja que el sol te acaricie el alma, deja que entre en tu interior...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Disculpa mis ausencias en estos dias de fiesta. Paso a desearte una feliz entrada y salida de año, brindo contigo para que todos tus sueños se hagan realidad chin chin querida amiga. Un beso grande y mi cariño

    ResponderEliminar
  9. A veces nos oucltamos del sol por que es necesario poder perdernos en la niebla y sentarnos ahi, detenernos un poco, a veces logramos despejar aquello que llevamos dentro, pero muchas veces solo nos ocultamos para estar con nosotros mismos..
    espero que pronto aparezca un rayito de sol que ilumine tu alma, te dejo un fuerte abrazo y que este año que llega esté lleno de luz que ilumine tu camino con amor y felicidad, besos y sueños para ti

    ResponderEliminar
  10. Si a veces yo hago lo mismo,me oculto del sol y grito su nombre.Pero,nada sirve,o nada vale,porque casi nada es para siempre.Últimamente,he llegado a la conclusión de que todo muere,todo cambia.

    Saludos y feliz entrada de año de ave nocturna.

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.