domingo, 13 de diciembre de 2009

PROPÓSITOS

Miro al cielo y respiro el aire, huele a libertad. Cuesta ser fuerte. Pero así seré. Lucharé por la alegría. Por la libertad. Lucharé por la esperanza. Por vivir, por madurar.

Es típico que cuando un nuevo año comienza todo el mundo se hace las típicas listas en la mente de las cosas que va a cambiar, de las cosas que va a hacer, que va a conseguir. Yo les invito a hacer esto cualquier otro día. Porque cualquier día es un buen día para empezar algo nuevo. Cualquier día es un buen día para plantarse y cambiar las cosas. Cualquier día es un buen día para comenzar de cero, para ser valiente y plantar cara.

Por eso voy a adelantar mis propósitos de año nuevo a ahora mismo. A este momento. ¿Por qué no? Es tan bueno como cualquier otro. Me gustaría por una vez cumplir estas "metas" que creo que nunca he llegado a realizar, ya que a los tres días como mucho ya se me habían olvidado. Quizás fuera porque no eran lo suficientemente importantes. Esta vez tengo una meta clara, tengo un objetivo que me gustaría conseguir mas que muchas otras cosas. Pero veo tan lejos el momento en que se cumpla... veo un mundo de posibilidades antes de que llegue esto... veo mil formas de desviarme de mi obejtivo.

Pero bueno, por ahora solo digo que voy a comenzar, de nuevo. Desde el prinicpio. Llevo recordándo éste propósito desde hace bastante. Poníendomelo de motivación. Asique espero que esta vez me dure más de tres días. La esperanza es lo último que se pierde ¿no? Sería tan feliz si lo consiguiera... y siempre merece la pena luchar por tu propia felicidad.

7 comentarios:

  1. Es cierto, cualquier día sirve.

    Lo único que hace falta es "querer" conseguirlo, no desearlo, porque querer implica esfuerzo, trabajo y a veces, enfrentarse. si estamos dispuestos a todo eso, seguro que lo conseguimos

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Lo importante es querer, una vez que quieres puedes seguro todo es proponerselo. Un beso grande

    ResponderEliminar
  3. Mi querida amiga, es bueno forjarse metas, creo que ya te lo dije antes, esas de corto plazo, pero si que no se te vayan a olvidar a los tres dias, ja!
    Las metas son buenas ya que nos ocupan y nos dan intencion, nos fortalecen y dan fuerzas, pero tambien tenemos que forjar voluntad para conseguirlas y mucho amor, amor desinteresado amor profundo a uno mismo, hoy lei en un blog amigo, que uno se quiere asi mismo en la medida que quiere a los demas, y eso me parecio lindo ya que el amor es sencillamente eso, voluntad, coraje, y fuerza para poder hacer lo que esta en el corazon,...asi es que, adelante mi niña a seguir tus sueños....

    ResponderEliminar
  4. Amiga, querer es poder. Y si lo deseas con todas tus fuerzas lograras llegar a la meta propuesta. Lindo leerte, besos, cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  5. Ponerse metas en la vida está bien si cuando no las cumplimos evitamos caer en la decepción de nosotros mismos.
    Ánimo, inténtalo y si no consigues tu meta, no desfallezcas, siempre habrá un día siguiente para seguir intentándolo, aunque no sea año nuevo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. La vida es lucha principalmente, y muchas veces caeremos, PERO LO IMPORTANTE ES LEVANTARNOS y seguir caminando,seguir luchando por nosotras mismas y lo que queremos.
    Eso, aunque te ayuden, nadie puede hacerlo más que tú misma.

    ResponderEliminar
  7. Lo mejor que puedes hacer es respirar libertad, sin duda.

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.