jueves, 10 de diciembre de 2009

EL MONZÓN

Quiero que un aire nuevo me golpee la cara. Un aire que arranque de mí todo lo que tenga que irse, que me traiga todo lo que necesito conmigo y se encuentran lejos de mí. Necesito que llegue el monzón a mi vida. Me limpie con el agua que derrame y deje la tierra mojada a su paso para luego poderle dar forma con el calor del sol.

Tampoco vendría mal, ya de paso, que el monzón rociara a la gente en general. Gente que necesita dejar atrás sus prejuicios. Que necesita ser libre y no dejarse influenciar por lo demás. No sé como no se cansan de hacer siempre lo que otros quieren, dejando a un lado sus sentimientos. Deberían ser independientes. Pobre de ellos, que se sienten perdidos cuando están solos, acostumbrados a seguir siempre a alguien.

En esta vida hay que ser independiente, porque si de algo me he dado cuenta es que estamos solos. Nuestros padres nos han enseñado desde el principio todo lo que han podido para que en el día de mañana podamos ser buenas personas, sepamos sacarnos las castañas del fuego como se dice. Nuestros amigos nos han acompañado en el camino, a nuestro lado, enseñándonos lo que pueden, ayudándonos a mejorar a la vez que nosotros les ayudamos a ellos. Pero cuando pase el tiempo, los amigos de la infancia desaparecerán, aquellos que te parecían tan inseparables, aquellos sin los cuales no sabías como ibas a vivir, tarde o temprano se alejarán de tu camino para ir por otro diferente. Desgraciadamente tus padres también se irán alguna vez, antes o después eso pasará, y entonces estarás solo.

Debes saber arreglarte la vida. Debes ser una persona fuerte que sepa solucionar sus propios problemas. Porque en lo que mejor puedes invertir la vida es en tí mismo: en aprender, en divertirte, en reir, en hablar, en escuchar, en sufrir para saber seguir adelante... Debes invertir tu vida en aprender del presente y del pasado para poder vivir en el futuro haciéndote un huequito en ésta vida, sin que te pisotéen y sin olvidar nunca que somos quienes somos para seguirnos a nosotros mismos y nuestros ideales, y no para seguir los pasos de otros.

" Caminante no hay camino, se hace camino al andar ". Y ¿quien quiere seguir el camino de otros?, ¿Un camino que ya está hundido?. Yo personalmente prefiero hacer mi propio camino.

5 comentarios:

  1. buenas aqui paso a seguirte!!!!muchas gracias por leerme!besitoss!

    ResponderEliminar
  2. a devolver tu visita vine veo que has enlazado mi blog,ya voy a enlazar el tuyo,me gustó mucho y asi puedo ver cuando escribes,felicitaciones y saludos desde Uruguay

    ResponderEliminar
  3. Bellisimo escrito amiga, es bueno seguir el camino que uno elige, mas decian loa antiguos que habia que ver que el camino tenga corazon, si es asi, es que vale la pena seguirlo, asi que a escoger un camino con corazon...
    Besitos siempre
    Janeth

    ResponderEliminar
  4. Bellas tus letras amiga, tambien necesito que me golpee el monzon ahora que lo mencionas. Como siempre es un placer leerte y reflexionar al hacerlo amiga, te dejo un beso, cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por seguir mi luz,me alegra saber que te gusto mi casa, me quedo por aqui leyendote. Un beso grande

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.