viernes, 20 de noviembre de 2009

SIMPLEMENTE, GRACIAS

El otro día mis padres me dijeron que les hubiera gustado haber vivido en el campo, quizás no en una casa perdida en mitad del campo pero si en un pueblecito o a las afueras de la ciudad. Lo distinta que hubiera sido mi vida entonces, pero no solo la mía, también la de mis padres, la de mi hermana.. la de mis amigos, mis conocidos..

No se si habría tenido a la misma gente a mi alrededor pero con otros nombres, con otros rostros.. no se si en mi interior les hubiera echado de menos aunque no supiera lo que añoraba. Quizás estabamos predestinados a cruzar nuestros caminos e iba a ocurrir en el lugar que fuera, quizás a sido una maravillosa o desafortunada casualidad.

Pero no cambiaría el haber conocido a nadie tanto para bien como para mal, porque con tu sola amistad ya me basta. Porque aunque no estes cuando yo quiera, siempre estás cuando te necesito. No se lo que haría sin ti y lo sabes. Gracias por ser mi amiga.

Te quiero, igual que tu a mi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.