lunes, 2 de noviembre de 2009

RECUERDOS

Un alboroto de niños corriendo por mi cuarto mientras juegan, vienen a recoger a alguien que se esconde porque no se quiere ir, doy un abrazo sintiendo que he ayudado a alguien que sin mí estaba perdido, veo el pasiaje cambiando hora tras hora, observo las estrellas, lloro en la cama por alguien que no sabe de mis sentimientos, el mejor dia de feria de mi vida con esa persona que solamente es mi amigo pero que yo quiero que sea algo más, un amigo diciendome que quiere operarse para ayudar a su padre y yo apartando la vista para que no me viera así, yo siendo la chica más feliz de todas, alguien intentando destrozarme la vida y queriendo hacer creer que yo tuve la culpa.. si quisiera podría seguir asi horas y horas.. recordando.. como seguramente muchos de vosotros.

Y esque los recuerdos son algo que ha quedado grabado en la mente, y no se por qué. Algunos son buenos y otros son malos pero ¿cómo elige la mente cuales guardar y cuales no? ¿cómo elige nuestro cerebro el tiempo que guarda cada recuerdo y la intensidad con la que los recordaremos?

A veces pienso que los guarda para darnos lecciones, otras pienso que los guarda para mostrarnos las consecuencias de nuestros actos y otras que son para enseñarnos los felices que una vez fuimos y que si queremos podemos volver a ser.

Sin embargo a veces recordamos cosas que no queremos, cosas que nos gustaría olvidar y vuelvo a preguntarme si la selección de los recuerdos es aleatoria o tiene un sentido. Yo todavía no lo he descubierto pero me gustaría saber lo que mi mente sabe y yo no se.. me gustaría que me enseñara, pero sobre todo realmente a veces me gustaría olvidar.. necesito olvidar para poder seguir sin mied.. porque algunas cosas es mejor dejarlas en el pasado..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.