sábado, 7 de noviembre de 2009

REACCIONES DEL CUERPO

Son increíbles las reacciones que tiene el cuerpo. Cuando algo te da verguenza te pones rojo, cuando tienes frío los labios se te ponen morados, cuando estás alegre sonríes, cuando algo te hace gracia te ríes, cuando estas triste lágrimas caen de tus ojos...

Estas reacciones son asombrosas pero a la vez a veces detestables, te delatan cuando intentas ocultar tus sentimientos, te dejan al descubierto, sin sitio donde esconderte. Me gustaría poder controlarlo pero es imposible no ver la tristeza en los ojos de alguien que esta triste aunque sonría. Es imposible no ver la alegría en los ojos de alguien que no sonría, es imposible no ver la duda en los ojos de alguien que la tenga. Es imposible no distinguir una sonrisa falsa de una sincera..

Y es que el cuerpo te delata de forma inocente, porque solo enseña tus sentimientos a quienes se preocupan por ti, a quienes miran de verdad porque les importas, aunque tu no sepas quienes son esas personas exactamente o trates de engañarte creyendo que son unos u otros.. solo se los enseña a los que los quieren ver porque solo ellos te miraran a los ojos como complices. Solo ellos te mirarán a los ojos de verdad como forma de transmitir sin necesidad de palabras porque una imagen vale más que mil palabras.

1 comentario:

  1. Lindo texto lleno de verdades. Son reacciones naturales del cuerpo, pero no todos las sentimos con igual intensidad. Besos, cuidate. Un placer leerte.

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.