domingo, 1 de noviembre de 2009

LA NATURALEZA

Y esque la naturaleza es impresionante, o quizás increible, sí, creo que esa es la palabra perfecta.. increible.

Si la observásemos constantemente nos daríamos cuenta de que está en constante cambio. Se renueva ella solita, sin necesidad de nada más. Nace y muere aceptando el destino, recibiendo ayuda y dándola de nuevo a la naturaleza para que pueda seguir el transcurso de la vida.. Que pena.. los humanos somos una especie fallida que destruye lo que encuentra a su alrededor en beneficio propio, para recibirlo todo y no dar nada. Parece mentira que seamos una especie inteligente.

Y esque es tan bello observar la naturaleza.. como se mueven los árboles con el viento o el sonido de los pájaros al cantar todavia hace que se me dibuje una sonrisa en la boca. El simple cambio de las hojas de color de verde a amarillo y finalmente marrón.. no se.. me fascina..

Entre todos tenemos que ayudar para no destruir esto que se nos ha dado.. no entro en teología ni ciencia, no pretendo discutir como se creo el mundo.. yo solo estoy segura al cien por cien de lo que veo y lo que veo es que eso esta ahí, sea como sea pero esta ahí y animo a todos a que aprendamos de ello y nos dejemos disfrutarlo.. Porque yo no quiero que la naturaleza se convierta en una leyenda.. ni que los abuelos les cuenten a los nietos que una vez existió algo así, creo que tienen el derecho de poder verlo por ellos mismos, y lo que nosotros a día de hoy le hagamos, perjudicará a las generaciones futuras. Los cambios llevan su tiempo.. pero creerme que si seguimos así no tardarán mucho en verse muestras de este cambio que empezó hace tantos miles de años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.