viernes, 13 de noviembre de 2009

HAY QUE ELEGIR, SIMPLEMENTE

Todos ansiamos algo y hacemos cosas sin darnos cuenta para, aunque sea, sentir momentáneamente algo parecido a lo que queremos sentir. Somos muy firmes con nuestros actos, tenemos muy claro hasta dónde estaríamos dispuestos a llegar y lo que no nos dejaríamos a nosotros mismo hacer. Pero llegado un punto quizás empecemos a pensar que podemos romper esas barreras, que no es tan malo, que no pasaría nada.. Necesitamos con tanta fuerza conseguir esa momentánea similitud que nuestro subconsciente le quita importancia a algo que juramos y perjuramos nunca haríamos, a algo que a mi pesar criticaba de los demás. Quizás todo era envidia, quizás en el fonde estaba celosa.

Y yo no soy quién para criticar a nadie, porque toda moneda tiene dos caras, y cuando estás en un lado es imposible que veas el otro.

Y lo malo es que me sentía tan bien.. y lo malo es que no me importaba para nada seguir adelante. Pero si estoy en ésta situacion es porque he querido. Porque tengo todo de mi parte para salir si quiero, tengo todo de mi parte para cambiarlo si quiero. Debo elegir que prefiero, si esos momentos sintiendo algo que quizás sea parecido, o ese momento "eterno".. pero que puede traer consecuencias catastróficas a la larga. Pero da mas miedo equivocarse con un amigo que con un "desconcido". Idiota de ti que me arrebataste la esperanza(y perdón por la rabia que expresan mis palabras), pobre de ti que intentaste arruinarme la vida. Pero saldré adelante. Nadie tiene derecho a quitarme nada de lo que soy y menos tu. Nadie tiene derecho a guiar mi vida. Yo soy dueña de mi destino. Yo me equivoqué contigo y yo voy a salir a delante sin ti, ni se te ocurra dudarlo.

Creo que ya he elegido cual es mi camino por el momento, pero lo que menos me gusta de las decisiones es que no puedes conocer el futuro y no puedes saber a lo que te llevará la decisión tomada o a lo que te llevaría la decision descartada. Debes elegir simplente y aceptar que te puedas equivocar, y confiar en tí misma y saber que eres lo suficientemente fuerte para seguir, pase lo que pase. Y no culparte por las consecuencias negativas que puedan acarrear esas decisiones. Deja de pensar: y si hubiera ido, y si le hubiera dicho, y si hubiera hecho, y si no hubiera hecho.. y si, y si, y si.. Porque nuestra vida estaría llena de "y si.." Y estarías todo el rato pensando en el pasado y en el futuro que no fue. Todo el mundo aprende equivocándose, pero es mejor aprender del presente que no de los supuestos futuros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.