viernes, 30 de octubre de 2009

CAMBIOS

Y si el mundo está en constante cambio, ¿no voy a poder yo hacer lo mismo? ¿No tengo acaso derecho para cambiar mis sentimientos? Tengo derecho a actuar en este gran teatro, actuaré lo mejor que se, pero cuando caiga el telón me derrumbaré en el camerino.

Quizás me cueste.. una actriz se mete tanto en su papel que termina creyéndoselo, puede que cuando deje de actuar siga actuando inconscientemente mostrándole al mundo la vida que no es suya, una vida agena pero más fácil, con menos problemas..

Yo he actuado demasiado bien, y aunque a veces me guste creer que así es mi vida de verdad, que yo soy esa persona, la soledad me desvela la verdad y me devuelve a la realidad.. la soledad, esa gran amiga que nunca te abandona.. a veces es despreciada, pero no hay que tenerle ni mucho menos miedo, hay que respetarla y en ocasiones desearla

2 comentarios:

  1. Para cambiar las cosas hay que dejar de hacer lo mismo:).
    (y espero no entrometerme demasiado)

    un abrazote!

    ResponderEliminar
  2. Odio los cambios! no me gusta cuando la gente cambia de una forma bruszca, quiza eso este mal pero bueno cada quien es libre de decidir lo que quiere ser, gracias por tu mensaje yo te voy a dejar uno tambien, cuidate!

    ResponderEliminar

Seguidores

"A tres metros sobre el cielo"

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.